El subsecretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Alexander Veneditkov, ha alertado del inicio de una "nueva Guerra Fría" y ha llamado a un Occidente liderado por Estados Unidos, al que culpa de las tensiones, a resolver la situación siguiendo el "ejemplo" de la Crisis de los Misiles de Cuba en 1962.

Alega Veneditkov que es necesario que las partes tengan en cuenta la experiencia de haber resuelto "con éxito" aquel conflicto, conocido en Rusia como Crisis del Caribe, y otros episodios "igualmente peligrosos" de la confrontación que vivían Rusia y Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial.

"Los hechos de 1962 son un ejemplo de cómo las dos 'superpotencias' pueden dejar de lado las profundas diferencias ideológicas que las dividen en nombre del trabajo constructivo conjunto en beneficio de toda la humanidad", recoge la agencia TASS, sobre las declaraciones del mandatario.

¿Qué pasó en la Crisis de los Misiles?

La crisis se inició cuando Estados Unidos descubrió rampas de misiles soviéticos en Cuba, el 15 de octubre de 1962, y duró hasta que fue desmantelado y trasladado fuera de América.

Los historiadores la consideran como una de las mayores crisis de la Guerra Fría, ya que se estuvo muy cerca del inicio de una guerra nuclear.

No es la primera vez que el Kremlin acusa a Occidente de iniciar una suerte de nueva Guerra Fría no solo con las medidas impuestas contra la economía rusa, sino también con las sanciones dirigidas a oligarcas y personalidades del país por su apoyo al presidente ruso, Vladimir Putin.

De hecho, el ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, llegó a decir hace unos meses que la actitud de las potencias occidentales revelaba "sus verdaderas intenciones" y ponía en evidencia "los eslóganes tan bonitos que exhibían cuando terminó la Guerra Fría".