Al menos ocho muertos, varios desaparecidos y cientos de desplazados. Es el último balance de víctimas tras el mortal corrimiento de tierra ocurrido en la madrugada del sábado en la isla de Ischia, en Italia.

Los servicios de emergencia han localizado este lunes a primera hora el cadáver de un hombre, con lo que el balance de víctimas asciende ya oficialmente a ocho fallecidos y cinco desaparecidos. Los Bomberos han confirmado el hallazgo del cadáver en Casamicciola, que, según fuentes citadas por la cadena pública 'Rai', corresponde un hombre que figuraba en la lista de desaparecidos.

En las últimas horas, los equipos de emergencia habían recuperado de entre el fango los cuerpos sin vida de otras seis personas, entre ellos los de tres niños, uno de ellos un bebé de solo 23 días, mientras que el sábado ya se encontró a la primera víctima, una mujer de 31 años que vivía en el lugar.

De esta forma, entre las víctimas de la tragedia figuran la mujer encontrado el sábado, Elenora, y otras seis personas halladas el domingo: dos hermanos de 10 y seis años, niño y niña; una pareja con su bebé, nacido el 4 de noviembre; y Nikolica, una mujer búlgara de 58 años.

Entretanto, la búsqueda de los desaparecidos continúa sin descanso, con perros rastreadores, por aire y hasta excavando con las manos, aunque la esperanza de encontrarles con vida decrece con el paso de las horas.

Otras cinco personas están heridas de diferente consideración y ya han sido hospitalizadas, una de ellas grave por un fuerte traumatismo en el tórax. Los evacuados son alrededor de 230 y permanecen alojados en distintas instalaciones de la zona ante la imposibilidad de regresar a sus casas.

Una catástrofe tras las lluvias

Un helicóptero del Ejército del Aire pudo rescatar a cinco personas: se trata de tres adultos y dos menores de edad que habían permanecido aislados en una casa.

"Estábamos en casa y despertamos. Mi esposo se despertó y salió, y había una cascada de agua y lodo cayendo. Llamé a mi hermano. Bajamos la calle para llegar al estacionamiento pero no pudimos porque ya estaba inundado de lodo", recuerda una vecina.

Todavía hay varios habitantes sin luz, ni agua y los colegios de la zona seguirán cerrados al menos hasta el miércoles. Además, este lunes, la primera ministra Giorgia Meloni visitará la zona tras decretar el estado de emergencia.

La isla de Ischia, frente al Golfo de Nápoles, registró la noche del viernes lluvias torrenciales que provocaron inundaciones y un corrimiento de tierra que arrastró violentamente todo a su paso en la zona del municipio de Casamicciola Terme, en su vertiente norte.

Una parte del monte Epomeo cedió y alcanzó varias casas de la localidad, que están siendo rastreadas con mucho esfuerzo y dificultades por los equipos de emergencia, reforzados con unidades llegadas desde Nápoles, de otros puntos y las Fuerzas Armadas.

Los cadáveres están siendo depositados en el tanatorio del hospital Rizzoli de la cercana localidad de Lacco Ameno, en Ischia. Los equipos de rescate se afanan en buscar señales de vida en la Vía Celario de Casamicciola, el barrio más perjudicado por el desplome, a los pies de la montaña.