Ya con las primeras proyecciones en las encuestas a pie de urna se vaticinaba cómo iba a acabar la jornada de elecciones en Italia: todo apuntaba a una victoria de la derecha, y así ha sido. El partido Hermanos de Italia, liderado por la posfascista Giorgia Meloni (admiradora declarada de Benito Mussolini) se ha hecho con la victoria este domingo, llevando a su formación a convertirse en la organización más votada. Los resultados de las elecciones en Italia, con el 97% del voto escrutado, quedan de la siguiente manera:

Para la Cámara de Diputados

  • Coalición de derecha, con el 43,9% de los apoyos entre el total de formaciones: Hermanos de Italia (26,2%); Lega (8,9%); Forza Italia (8,1%); Noi Moderati (0,9%)
  • Coalición de izquierda: logra el 26,3% de los votos, liderando la coalición el Partido Democrático con el 19,1% de los apoyos.
  • Movimiento 5 Estrellas: 15,2%
  • Azione/Italia Viva: 7,8%

Para el Senado

  • Coalición de derecha logra el 44,1% de los votos que quedan repartidos así: Hermanos de Italia (26,2%); Lega (8,9%); Forza Italia (8,3%).
  • Coalición de izquierda: alcanza el 26,1% de los votos, una coalición liderada por el Partido Democrático, con el 19% de apoyos.
  • Movimiento 5 Estrellas: 15,4%
  • Azione/Italia Viva: 7,8%

El desempeño político de Hermanos de Italia, un partido que centra gran parte de su discurso en la natalidad y la familia tradicional, se convierte así en el tercero más exitoso en la historia democrática de Europa. El primero, según datos ofrecidos por Vinzenzo Emanuele, Matteo Boldrini y Mattia Collini, del Centro Italiano de Estudios Electorales, fue el que experimentó el PASOK en Grecia entre 1977 y 1981, cuando aumentó en 22,8 puntos porcentuales su apoyo en el país; el Partido Socialdemócrata portugués hizo lo propio entre 1983 y 1987, subiendo algo más de 20 puntos porcentuales en los apoyos recabados en las elecciones lusas.

En Italia, el caso "más llamativo" de subida de un partido tuvo lugar en 2018, cuando la Lega de Matteo Salvini pasó de haber disfrutado de un 4,1% de los votos en 2013 a un 17,4% en 2018, el año en que se celebraron las anteriores elecciones generales en Italia. Con los resultados actuales, el partido de Meloni se queda por delante, haciendo que sea el partido con mejor rendimiento entre dos elecciones consecutivas desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

No hay que olvidar que en las elecciones de 2018, Hermanos de Italia obtuvo representación en la Cámara pero por muy poco, un 4,3% de los votos.