La Comisión Europea aseguró el pasado miércoles que había entrado en conversaciones con BioNTech-Pfize para comprar hasta 300 millones de dosis de una posible vacuna contra el COVID-19. Una operación que, según informa el organismo en Twitter, ya se ha consolidado. Se trata así de la sexta vacuna potencial para la que el ejecutivo de la UE ha llegado a un acuerdo de compra anticipada.

El contrato previsto con BioNTech de Alemania y Pfizer, con sede en Estados Unidos, llevaría a una compra inicial de 200 millones de dosis, con la opción de comprar otros 100 millones, explicó la Comisión. Así, todos los miembros de la UE tendrían la posibilidad de comprar la vacuna y podrían donar a las naciones más pobres o redirigir a otros países europeos.

 

Según la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, "las posibilidades de desarrollar y desplegar una vacuna segura y eficaz nunca han sido tan altas, tanto para los europeos aquí en casa, como para el resto del mundo", ha explicado. "Para derrotar al coronavirus en cualquier lugar, necesitamos derrotarlo en todas partes", añade.

En la misma línea se ha pronunciado Stella Kyriakides, comisionada de Salud y Seguridad Alimentaria, asegurando que las conversaciones con BioNTech-Pfizer "son otro paso importante en nuestros esfuerzos por construir una cartera sólida y diversa de candidatos a vacuna". "Este era el objetivo de nuestra Estrategia de Vacunas de la UE, y lo estamos cumpliendo. Somos optimistas de que entre estos candidatos habrá una vacuna segura y eficaz contra COVID-19 para ayudarnos a derrotar esta pandemia", señala.

La Comisión alcanzó un primer acuerdo el mes pasado con AstraZeneca por al menos 300 millones de dosis (de las que España recibiría tres millones de dosis) de su posible vacuna. No obstante, el ensayo clínico se ha interrumpido tras enfermar uno de los voluntarios participantes. La UE también ha concluido conversaciones exploratorias con Sanofi-GSK, Johnson & Johnson, CureVacand Moderna para comprar por adelantado sus posibles vacunas COVID-19 y está en conversaciones con otros fabricantes.