El Gobierno británico ha retirado a las Islas Canarias de la lista de destinos a los que desaconseja viajar si no es por motivos esenciales a causa de la pandemia de coronavirus. En el listado, no obstante, se mantiene a las Islas Baleares.

Según se ha anunciado en una actualización de las restricciones de viaje que figuran en la web del Ejecutivo británico, el Ministerio de Exteriores señala que "desaconseja cualquier viaje no esencial a España, incluidas las islas Baleares pero excluidas las islas Canarias, en base a la actual evaluación de los riesgos de COVID-19".

El Gobierno británico también ha sacado de esa lista a Portugal (excluidas las Azores) y a varias islas griegas, a la espera de que antes del 17 de mayo se ponga en marcha su nuevo sistema de "semáforo" por el que clasificará en rojo, ámbar y verde a los países en función de la situación epidemiológica.

Un nuevo "semáforo" para clasificar países e imponer restricciones

Se espera que el veto a las vacaciones en el extranjero se levante dentro de dos semanas como parte de la "hoja de ruta" que sigue el Gobierno de Boris Johnson para llevar a cabo un desconfinamiento gradual en el país. Así, está previsto que se introduzca un sistema basado en el nivel de riesgo de cada país, al que se adjudicará uno de los tres colores del semáforo (verde, ámbar o rojo).

En función del color, los viajeros deberán de cumplir con unas normas o medidas determinadas. Por ejemplo, las personas que regresan de un lugar ubicado en la lista "verde" no tendrán que guardar cuarentena cuando vuelvan al Reino Unido, mientras que, en cambio, los que lleguen de un destino "ámbar" deberán aislarse durante al menos cinco días.

Por último, los ciudadanos que hayan estado en países situados en la lista "roja" (de máximo riesgo por el virus) tendrán que guardar una cuarentena de diez noches en un hotel habilitado por el Gobierno británico. Esta estancia obligatoria al regreso del viaje tendrá un coste de 1.750 libras (2.016 euros), que corre a cargo del propio ciudadano.

¿Cómo se evaluará el riesgo de cada país?

Para evaluar el riesgo de COVID-19 en cada país se estudiarán varios elementos, como la proporción de la población vacunada de cada destino, las tasas de infección, la emergencia de nuevas variantes del virus o el acceso a datos científicos fiables de los países.

Si bien el actual consejo sobre viajes al extranjero que emite el Foreign Office no tiene necesariamente que coincidir con la lista "verde" que el gobierno publicará en los próximos días, sí da una idea sobre la evaluación que hace el Ejecutivo británico sobre los riesgos que presenta cada destino para los turistas.