Reino Unido castigará con penas de hasta diez años de prisión a quienes oculten que viajan de uno de los más de 30 países incluidos en la lista de riesgo por coronavirus.

Esta medida se enmarca dentro de una serie de restricciones que ha anunciado el ministro de Sanidad, Matt Hancock, después de que el país registrarse en enero los peores datos de contagio de toda la pandemia.

En la actualidad son 33 los países que conforman esta 'lista negra', por ser considerados zonas de riesgo. En su mayoría son países de África y América Latina, pero también hay uno de la Unión Europea, Portugal.

Los viajeros que hayan estado en alguno de estos países deben incluirlo en el formulario que se rellena al viajar, y se enfrentarán a una pena de cárcel en el caso de mentir.

Las personas que lleguen de estas zonas tienen la obligación de guardar diez días de cuarentena en los hoteles que se han habilitado expresamente para ello. El coste estipulado para esta estancia es de 1.750 libras (casi 2.000 euros), y quien se salte el aislamiento podrá recibir multas de más de 11.000 euros.

Deberán presentar hasta tres test negativos

A partir de este lunes, además de presentar un test de coronavirus negativo al entrar en el país, deberán de presentar otros dos test negativos a lo largo del proceso de cuarentena: uno en el segundo día y otro en el octavo.