Unos 46 millones de británicos votan hoy en unas elecciones generales históricas marcadas por el 'Brexit'.

Por un lado, desde el Partido Conservador, Boris Johnson, que aspira a la mayoría absoluta, planea ejecutar la salida de Reino Unido el próximo 31 de enero de 2020, con el acuerdo que consensuó con la UE.

Mientras que el líder laborista, Jeremy Corbyn, quiere negociar un nuevo pacto, que posteriormente sometería a una votación ciudadana en otro referéndum, con la opción de continuar en el bloque europeo.

Ambos políticos han acudido ya a las urnas, recalcando sus respectivos mensajes. El 'tory' ha insistido en su postura 'probrexit', asegurando que su partido llevara a cabo la ruptura con la Unión Europea.

 

Por su parte, el dirigente laborista ha pedido el voto para conseguir un cambio en favor de las reformas sociales y defender el país "de todos los británicos y no solo la mitad".

 

Se prevé que cuando cierren los colegios electorales se difunda una encuesta a pie de urna, la misma en todas las cadenas y emisoras británicas, cuyos primeros resultados se empezarán a conocer hacia las 23:00 horas GTM.

Pese a que el Parlamento bloqueó en tres ocasiones los intentos de Johnson por anticipar las elecciones, finalmente el líder 'tory' logró que la Cámara de los Comunes aprobara el pasado 29 de octubre su proyecto de ley para celebrar la cita electoral dos años y medio antes de los previsto.

El último sondeo

Un sondeo de opinión elaborado por la firma YouGov ha revelado que los conservadores y los laboristas han reducido su diferencia, y no se da por segura una mayoría para el actual primer ministro, aunque parte como favorito.

La exhaustiva encuesta, en la que se entrevistó a más de 100.000 personas durante la última semana, otorgó a los 'tories' el 43% de apoyo, seguido de los laboristas con el 34%. Una diferencia de nueve puntos que destaca frente a otras recientes que les concedían una brecha de 13 puntos.

Por su parte, los liberal demócratas obtendrían el 12% de respaldo, seguidos del Partido del Brexit, los Verdes y el Partido Nacionalista Escocés (SNP), con el 3% cada uno.

De esta manera, se otorga a los conservadores de Johnson una horquilla de escaños de entre 311 y 367, con lo que es difícil predecir si conseguirá la mayoría en la Cámara de los Comunes (326 de los 650 asientos).

En el momento de la disolución del Parlamento el pasado noviembre, los 'tories' tenían 298 escaños, frente a los 243 del Partido Laborista, primer grupo de la oposición británica.

El Reino Unido tiene un sistema de mayoría simple en el que cada una de las circunscripciones es ganada por el candidato que consigue la mayoría de los votos y descarta al resto.

Medios posicionados

Los diferentes periódicos británicos se han posicionado abiertamente ante estas elecciones, con editoriales y titulares a favor de un partido u otro.

La portada de 'The Guardian' da protagonismo a un Corbyn que, dicen, "urge a los votantes a dejar en shock al 'establishment'" en lo que parece un claro apoyo al Partido Laborista.

Desde 'The Times', señala al Partido del Brexit como la amenaza de último momento para los 'tories', directamente ignorando al principal partido de oposición.

'The Daily Telegraph', por su parte, apunta a una diferencia "como el filo de un cuchillo" entre "el liderazgo tory" y los laboristas. Una línea editorial similar a la de 'The Independent', que también se centra en los conservadores.

Incertidumbre en Gibraltar

En Gibraltar, los más de 15.200 trabajadores que cada día lo cruzan esperan con una cierta incertidumbre, la misma que han vivido durante los últimos tres años, a los resultados de las elecciones, esperando que la situación no cambie demasiado.

Una postura que comparten los cerca de 32.000 gibraltareños que viven en el Peñón y que en el referéndum votaron masivamente (96%) a favor de permanecer en la UE para salvaguardar el paso por esta aduana.