La reina de Inglaterra, Isabel II, ha pospuesto la reunión de su Consejo Privado prevista para este miércoles después de que sus médicos le aconsejaran reposo, de acuerdo con Buckingham Palace.

La monarca, de 96 años, recibió la víspera a la nueva primera ministra británica, Liz Truss, en el castillo de Balmoral, en Escocia, en lugar de hacerlo en Londres, como es habitual, debido a los problemas de movilidad que sufre desde hace meses.

"Tras una jornada ocupada ayer, Su Majestad ha aceptado esta tarde la recomendación de los doctores de descansar", ha señalado ahora Buckingham en un breve comunicado. La reunión del Consejo Privado, uno de los encuentros regulares de la jefa de Estado con políticos y asesores de alto nivel, será "reprogramada", según ha detallado el Palacio.

La soberana tenía previsto asistir a esa reunión a través de videoconferencia y, ya la pasada semana, un portavoz avanzó con varios días de antelación no abandonaría su residencia escocesa con ocasión del cambio de Gobierno para evitar contratiempos de última hora en caso de sufrir problemas de movilidad.

Preocupación por la salud de la reina

Este nuevo cambio de planes llega después de que Isabel II cancelara el pasado fin de semana su asistencia a un festival escocés al que nunca había faltado desde que ascendió al trono.

Lo cierto es que en los últimos meses la monarca ha venido reduciendo sus apariciones públicas por motivos de salud y, de hecho, no acudió a todos los eventos para festejar su Jubileo de Platino el pasado mes de junio. En octubre, además, pasó una noche en el hospital.

Además, durante su audiencia con Truss, la reina presentaba un hematoma en la mano para el que no hay de momento explicación oficial. El corresponsal de 'The Times' Simon Hunter señalaba a este respecto en MVT que la reina tiene "un estado de salud muy delicado" y "cada vez se le ve menos en público". Puedes ver su intervención en este vídeo: