El ministro del Interior, Néstor Reverol, ha anunciado minutos después del seísmo que no se habían registrado daños inmediatos y que se han activado todos los protocolos de los cuerpos de emergencia.

 

"Hemos activado todos los equipos del sistema de gestión de riesgos para la evaluación de daños y análisis de las necesidades. A esta hora no se reporta ninguna víctima", ha afirmado Reverol. "Pedimos la mayor tranquilidad y paciencia a la población", ha añadido.

Por su parte, el gobernador de Sucre, Edwin Rojas, ha afirmado que la situación estaba en calma y que no hay afectaciones graves ni víctimas. Además, la petrolera estatal venezolana PDVSA ha informado de que las refinerías están operando normalmente tras el terremoto.

 

En Caracas, el temblor provocó alarma en la población y la evacuación en edificios, según varios testigos. "Lo sentimos más de dos minutos, nos mareamos muchísimo, las lámparas se movieron, pero no hay daños en las zonas cercanas", ha señalado Rosymer Rodríguez, una periodista.