Un magnicidio es un tipo de asesinato violento de una persona destacada por su cargo o por el poder que tiene en la sociedad, según la definición de la Real Academia Española (RAE). Un asesinato es considerado magnicidio cuando se trata de un presidente o un líder religioso. Coches blindados, seguridad privada y estrictos protocolos de seguridad protegen a los líderes políticos, pero, a pesar de todas las precauciones, existen fallos de seguridad que pueden poner en peligro a los mandatarios.

El magnicidio más reciente ha tenido lugar este miércoles 7 de julio, cuando el presidente de Haití, Jovenel Moise, ha sido asesinado. Varios hombres armados entraron en su residencia de Puerto Príncipe y le dispararon, según informaba el primer ministro, Claude Joseph.

Este magnicidio tiene lugar dos meses antes de la celebración de las elecciones legislativas en el país, convocadas para el próximo 26 de septiembre. Haití lleva inmerso en una crisis política desde mediados de 2018 y el pasado mes de febrero vivió su momento más grave cuando Moise denunció que la oposición trabaja en un golpe de Estado.

Otros magnicidios

A lo largo de la historia son muchos los magnicidios que han conmocionado a la sociedad tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. A nivel internacional, uno de los más conocidos fue el del presidente estadounidense John Fitzgerald Kennedy, asesinado el 22 de noviembre de 1963. Kennedy recibió dos disparos durante una visita política en Texas.

En España, uno de los magnicidios que más impactó a la sociedad sucedió el 20 de diciembre de 1973, cuando la banda terrorista ETA asesinó a Carrero Blanco, presidente del Gobierno en aquel momento. El suceso se produjo en el trayecto del presidente a una misa en la Iglesia de San Francisco de Borja, en Madrid.

El magnicidio está considerado especialmente grave en España, donde está penado con prisión permanente revisable. Esta pena de prisión por tiempo indefinido solo se aplica a casos extremadamente graves como el terrorismo, los genocidios o los delitos de lesa humanidad.