Trump arremete de nuevo contra los manifestantes, esta vez en alusión a Seattle (Washington). A través de Twitter, el presidente de EEUU les ha tachado de "feos anarquistas" y "terroristas nacionales".

"El gobernador de izquierda radical Jay Inslee y la alcaldesa de Seattle se burlan y juegan a un nivel que nuestro gran país nunca antes había visto. Recuperen su ciudad ahora. Si no lo hacéis vosotros, lo haré yo. Esto no es un juego. Estos feos anarquistas deben ser detenidos inmediatamente", ha señalado en un tuit, donde también critica la gestión de la alcaldesa de la ciudad, Jenny Durkan.

 

En otro tuit, Trump insiste en que los "terroristas nacionales" se han apoderado de Seattle y pide "ley y orden" en una ciudad "dirigida por demócratas radicales de izquierda".

 

Seattle auditará "los asesinatos policiales"

Trump publica estos tuits tras conocerse que los agentes de Policía de Seattle, en el estado de Washington, llevarán cámaras corporales durante las manifestaciones contra el racismo y la brutalidad policial.

La medida, que se aplicará "con efecto inmediato", está en línea con una orden ejecutiva que firmó la alcaldesa de la ciudad, Jenny Durkan, a principios de esta semana.

Según la CNN, anteriormente, la política del Departamento de Policía de Seattle exigía que no se grabara a "personas que ejercieran legalmente su libertad de expresión, prensa, asociación, reunión o religión, a menos que se tenga una causa probable para creer que se está produciendo actividad criminal o cuando un supervisor les ordenara que grabaran".

La alcaldesa Durkan también ha anunciado que se creará un organismo de investigación en Washington para auditar "los asesinatos policiales". "Es fundamental que un fiscal neutral tenga la facultad de investigar estos incidentes para garantizar que se haga justicia", ha valorado a través de Twitter.

Libertad bajo fianza para uno de los policías detenidos

Mientras, uno de los policías de Mineápolis involucrados en la muerte de George Floyd ha sido puesto en libertad tras pagar una fianza de 660.000 euros.

Lane, de 37 años y novato en el cuerpo de Policía, ha abandonado la prisión del condado de Hennepin en la que se encontraba desde hace una semana tras ser acusado junto a sus compañeros por el fiscal general del estado de Minesota, Keith Ellison, de asistir e incitar a Derek Chauvin durante la muerte de Floyd.

El agente, que será vigilado por las autoridades mientras permanezca en libertad, tiene una vista programada para el próximo 29 de junio, en la que, según su abogado, pretende presentar una moción para desestimar los cargos en su contra.