Nueva jornada de protestas por el caso Floyd en Nueva York. Miles de manifestantes cortaron el tráfico del puente de Brooklyn durante una multitudinaria marcha pacífica.

Así, unas 3.000 personas que habían estado manifestándose en el distrito de Brooklyn atravesaron el puente que cruza a Manhattan liderados por el defensor del pueblo de Nueva York, Jumaane Williams. Poco después, los manifestantes se concentraron frente al Ayuntamiento de Nueva York, en la zona sur de Manhattan.

 

 

Frente al consistorio también se congregaron una veintena de familiares de víctimas de la Policía de Nueva York para exigir la retirada de fondos inmediata del cuerpo policial de la ciudad, mayor transparencia y la suspensión de los agentes implicados en los fallecimientos de sus seres queridos.

"Pagamos tanto dinero al Departamento de la Policía de Nueva York, y están constantemente matando a nuestra gente", dijo Hawa Bah, la madre de Mohamed Bah, que murió en 2012 en un tiroteo de la Policía en su apartamento. "Mataron a mi hijo, Mohamed, delante de mí y de mis vecinos mientras les implorábamos que nos dejaran hablar con Mohamed", añadió la mujer en declaraciones a la Agencia EFE.

En una nueva jornada de corte pacífico, cientos de personas también se manifestaron frente a Gracie Mansion, la residencia del alcalde De Blasio. Además, a primera hora del día, los más pequeños también se unieron a las manifestaciones de Nueva York en una marcha que salió desde el Barlays Center y terminó en la Biblioteca Pública de Brooklyn.

Por su parte, la Alcaldía de San Francisco (California) ha señalado que a partir de ahora pagará los servicios de atención médica y psicológica y, si es necesario, cargará con los gastos funerarios de víctimas y testigos de episodios de violencia perpetrados por el cuerpo de Policía local. "La gente no debería tener que recurrir a una página de GoFundMe para pagar los costes del funeral de su hijo o hija cuando estos han sido asesinados por las fuerzas del orden", explicó el fiscal de distrito de la ciudad, Chesa Boudin.

Trump pone en duda la agresión a un manifestante

Una disposición al cambio que dista mucho de la actitud de Donald Trump. En una nueva polémica vía Twitter, el presidente de EEUU sostiene que el manifestante pacífico de 75 años herido grave tras ser agredido por la Policía en Buffalo (Nueva York) podría ser un "provocador" del movimiento Antifa. El dirigente se hace eco así de una teoría conspiratoria difundida por un medio de ultraderecha.

"El manifestante de Buffalo empujado por la Policía podría ser un provocador de Antifa. Martin de Gugino, de 75 años, fue empujado después de que parecía que estaba examinando las comunicaciones de la Policía para bloquear su equipo", aseguró Trump, que defiende que "el hombre se cayó más fuerte de como lo empujaron".

Las imágenes de la agresión a este anciano, que resultó herido grave, se difundieron en redes la semana pasada. En el vídeo, publicado por el medio local WBFO, se observa cómo dos de los agentes le empujan y lo tiran al suelo. El hombre queda tendido en el suelo, inconsciente y con un charco de sangre alrededor de su cabeza. Al impactar contra el suelo se llega incluso a oír el fuerte golpe. Tras la agresión, los agentes pasan de largo y dejan al hombre herido en el lugar.