El primer ministro eslovaco, Peter Pellegrini, canceló su agenda este domingo debido a una enfermedad repentina que le ha ocasionado "problemas respiratorios y fiebre alta". Todo una semana antes de las elecciones parlamentarias en la que su partido podría perder el poder.

Aunque en un principio el Gobierno eslovaco no ha confirmado si podía tratarse de una infección por coronavirus, el portavoz oficial ya ha afirmado que se trata de una neumonía y que Pellegrini no ha sufrido un contagio por coronavirus.

"El primer ministro Peter Pellegrini fue hospitalizado debido a una infección aguda del tracto respiratorio superior acompañada de fiebre alta. Debido a esta situación, ha cancelado toda su agenda", aseguró su gabinete en un comunicado.

La dolencia que presenta se produce después de una reunión de dirigentes europeos en Bruselas en la que también participaron Josep Borrell y Ursula Von der Leyen, que se encuentran "perfectamente".

Pellegrini debía aparecer en un debate electoral televisado este domingo junto a los líderes de todos los demás partidos que participarán en las elecciones del 29 de febrero del país miembro de la Unión Europea.

El pasado viernes, el primer ministro eslovaco estuvo presente en la cumbre de líderes de la Unión Europea en la que no se aprobó el presupuesto para los próximos años. Entre los líderes presentes también se encontraba el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El primer ministro de Eslovaquia | Parlamento Europeo