El presidente francés, Emmanuel Macron, ha expresado su tristeza por el incendio que ha envuelto en llamas uno de los referentes históricos y culturales del patrimonio de su país. "Me entristece ver arder esta parte de nosotros", ha apuntado Macron a través de su cuenta en Twitter.

"Notre-Dame de París bajo las llamas. Toda una nación emocionada. Pensamos en todos los católicos y en todos los franceses", ha apuntado. El mandatario tuvo que suspender una conferencia y se desplazó hasta la zona del incendio para seguir la evolución de la situación.

En España, los líderes políticos se han hecho eco de la noticia y han publicado en sus diversas cuentas de Twitter mensajes de apoyo a la nación francesa. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comentó que estaba siguiendo "con preocupación" las informaciones sobre el incendio. "Una triste noticia para nuestra historia y nuestro patrimonio cultural universal", ha señalado el jefe del Ejecutivo, en el que ha subrayado que Francia podrá contar con España "para recuperar la grandeza de su patrimonio".

"El incendio de Notre-Dame es una catástrofe para Francia. Y lo es para España y para Europa. Las llamas arrasan 850 años de historia, de arquitectura, de pintura, de escultura. Será difícil olvidarlo", ha indicado en Twitter.

 

Pablo Casado, por su parte, ha manifestado su tristeza ante el incendio. "Qué tristeza tan grande ver arder la Catedral de Notre Dame, un lugar de culto, emblema de París; una parte histórica de incalculable valor", ha dicho Casado.

En un mensaje en su cuenta personal de Twitter, el líder del Partido Popular ha expresado "todo" su "apoyo y solidaridad" con los parisinos, equipos de extinción y autoridades francesas en "tan difícil" momento.

 

También el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha lamentado las "dramáticas imágenes" del incendio. Ha colgado un vídeo en el que pueden verse las llamas y ha calificado de "gran emblema de la cultura y la historia europeas" a la catedral. En esta misma línea, Rivera ha expresado su deseo de que el incendio pudiera sofocarse "cuanto antes", y los daños en esta "joya del patrimonio mundial" fueran lo "menores posibles".

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha comentado: "Es muy triste ver Notre-Dame arder, un lugar tan hermoso, que ha visto tanta historia, merece estar ahí siempre", ha expresado Iglesias a través de un mensaje en su perfil de Twitter.

 

También ha trasladado su apoyo y solidaridad el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón. "Terribles y dolorosas las imágenes que nos llegan de Notre-Dame. Una pérdida de valor incalculable. Nuestro apoyo a la ciudad de París y a todo al pueblo francés", ha escrito en la misma red social.

El Vaticano ha recibido con "incredulidad y tristeza" la noticia. "Es un símbolo de la Cristiandad en Francia y en el mundo", señaló el portavoz interino de la Santa Sede, Alessandro Gisotti.

Los líderes europeos también se han sumado a las condolencias a Francia. La canciller alemana, Angela Merkel, expresó su "profunda tristeza". "Estoy apenada por esas terribles imágenes", manifestó la canciller alemana, en un mensaje en francés difundido a través de la cuenta en Twitter de su portavoz, Steffen Seibert. Merkel transmitió asimismo su solidaridad hacia Francia y garantizó que sus "pensamientos están ahora con nuestros amigos franceses".

La primera ministra británica, Theresa May, afirmó que sus "pensamientos están con las personas de Francia y con los servicios de emergencias que están luchando contra el terrible incendio en de catedral", ya completamente extinguido.

 

"Qué triste espectáculo. Qué horror. Comparto la emoción de la nación francesa, que también es la nuestra", indicó el presidente de la Comisión Europa, Jean-Claude Juncker en un comunicado. "Notre-Dame de París pertenece a toda la humanidad entera. Ha inspirado a tantos escritores, tantos pintores, tantos filósofos, a tantos visitantes venidos de todas partes", consideró.

Donald Trump aprovechó su mensaje para sugerir emplear aviones cisterna para apagar el incendio. "Tan terrible ver el inmenso incendio en la catedral de Notre Dame en París. A lo mejor, se podrían emplear aviones cisterna para apagarlo ¡Hay que actuar rápido!", escribió el mandatario estadounidense en un mensaje en su cuenta personal de Twitter.