Dos personas han muerto en el atentado perpetrado este viernes en las inmediaciones del puente de Londres, además del presunto terrorista que fue abatido por los agentes, según indicaron fuentes del Gobierno británico a la cadena pública BBC. Además, varias personas han resultado heridas.

Neil Basu, el máximo responsable antiterrorista de Scotland Yard, ha comparecido ante los medios de comunicación y ha confirmado que agentes especializados de la Policía de la Ciudad de Londres dispararon contra un hombre sospechoso, que "murió en la escena".

Inicialmente, la Policía respondió al suceso tratando el caso como uno "relacionado con terrorismo", pero Basu ha confirmado que, efectivamente "ha sido declarado incidente terrorista". La investigación, ha añadido, la lidera una unidad antiterrorista, aunque la Policía mantiene "la mente abierta sobre cualquier motivo" tras el ataque.

Además, ha detallado que, ante la sospecha de que el atacante llevaba consigo un artefacto explosivo -posiblemente un chaleco suicida, según medios británicos- agentes especializados en este ámbito también se desplazaron al lugar. Sin embargo, Basu ha indicado que la Policía cree que "el artefacto atado al cuerpo del sospechoso era un falso artefacto explosivo".

No obstante, ha indicado, los agentes siguen registrando la zona para asegurarse de que no existe ninguna amenaza para la ciudadanía, a la que ha emplazado a seguir evitando la zona. En este sentido, ha indicado que se reforzarán las patrullas policiales en la ciudad de Londres y en todo el Reino Unido.

 

La Policía recibió aviso de un apuñalamiento a las 13:58, hora local, según informó a través de Twitter, donde inicialmente instó a los ciudadanos a no compartir imágenes del lugar de los hechos.

Pese a ello, vídeos publicados en las redes mostraban a una multitud de personas corriendo para ponerse a resguardo e imágenes de policías armados que apuntaban hacia una persona tendida en el suelo. Otro vídeo compartido en las redes muestra el momento en que la Policía dispara contra el atacante.

Asimismo, la Policía ha pedido la colaboración de la ciudadanía y de los medios de comunicación, a quienes solicita que les envíen las imágenes o grabaciones que hayan podido tomar en la escena. "Cualquiera que pueda tener información que pudiese ayudar a la investigación debe llamar a la línea antiterrorista, en el 0800 789 321. En caso de emergencia, marcar el 999", añade.

 

El emblemático puente londinense, según el servicio de transportes de la ciudad, permanece cerrado en ambas direcciones. Además, la estación de metro homónima está cerrada y los trenes no efectúan parada en ella, según la Policía de Transporte.

Por su parte, el servicio de ambulancias de la capital confirmó que ha enviado equipos a la zona y que está respondiendo a "un incidente mayor" en el Puente de Londres.

 

La oficina del primer ministro británico, Boris Johnson, ha indicado a través de Twitter que el premier está siendo informado de la progresión del incidente. "Quiero agradecer a la Policía y todos los servicios de emergencia su inmediata respuesta", ha dicho Johnson.

Posteriormente, el mandatario se ha pronunciado a través de su cuenta personal en la citada red social, donde ha calificado de "espantoso" el incidente y ha reiterado su agradecimiento a los servicios de emergencia y a la ciudadanía por su "inmensa valentía". "Mis pensamientos están con las víctimas y sus familias", ha agregado.

 

 

Por su parte, el alcalde de Londres, Sadiq Kahn, ha emitido un comunicado en el que indica que está en comunicación estrecha con la Policía y ha confirmado la existencia de varios heridos, a quienes ha enviado sus buenos deseos.

"Debemos -y lo haremos- permanecer resueltos en nuestra determinación para permanecer fuertes y unidos frente al terror. Aquellos que buscan atacarnos y dividirnos no lo lograrán", ha manifestado.

Asimismo, ha indicado que el puente sigue cerrado y ha pedido evitar la zona. A quienes se encuentran en las proximidades del lugar, les ha instado a seguir las instrucciones policiales.