Mientras los líderes mundiales se encontraban en la cumbre del G20, sus parejas dieron de comer a los peces. Una imagen que ha generado polémica a través de las redes sociales.

"Mientras ellos deciden lo importante, nosotras (incluida la consorte española) a dar de comer a los pececillos. No me puedo callar: ¡Qué imagen tan patética!", ha dicho Patricia Reyes, diputada de Ciudadanos.

"¿Llevarían a los consortes de las presidentas a dar de comer a los peces? Luego estas son las que más gritan en las manifestaciones por la igualdad", ha afirmado Bea Mato, presidenta del PP de A Coruña.

Por su parte, la actriz María Luisa Merlo, ha denunciado: "Se llevan a sus mujeres de adorno. Mientras ellos toman decisiones importantes, ellas, al parque, a posar frente a la cámara dando de comer a los peces. A veces, parece que estamos en ‘El cuento de la criada’. Las mujeres aún tenemos que luchar mucho por la igualdad".

En el vídeo se puede ver a Begoña Gómez o Brigitte Macron, entre otras. El único hombre ha sido es Philip May, marido de Theresa May. Las parejas de los líderes del G20 fueron recibidas en el Jardín Oriental de Osaka y posteriormente visitaron el Templo Tofuku-ji en Kioto, Japón.

La imagen contrasta con el interior de la cumbre, donde la igualdad ha quedado muy lejos de ser real y sólo ha habido dos presidentas: Merkel y May.

Alimentar a los peces forma parte de un acto protocolario en Japón. De hecho, en 2017 se pudo ver a Donald Trump haciéndolo junto al primer ministro del país, Shinzo Abe.

Donald Trump alimentando a carpas junto a Shinzo Abe | Reuters