Al menos 821 personas han sido detenidas en 34 ciudades por las protestas que estallaron en Rusia el sábado tras la movilización militar decretada por el presidente ruso, Vladimir Putin, según el balance proporcionado por la organización de derechos civiles OVD-Info.

Las protestas comenzaron tras la orden del presidente ruso, Vladimir Putin, de una movilización parcial para reforzar a las Fuerzas Armadas tras los recientes reveses en la guerra en Ucrania. En el primer día de movilizaciones fueron detenidas más de 1.300 personas, según OVD-Info.

Como puede observarse en el vídeo que acompaña a esta información, un joven recibe una fuerte patada en la cabeza mientras se encuentra en el suelo, inmovilizado entre varios militares rusos.

Huida de Rusia

Armenia, Georgia y Kazajistán son las principales vías de escape de la población que huye de Rusia, aunque se han sumado otros países como Turquía y Fnilandia. Después de que el Gobierno ruso prohibiera salir del país en tren o en avión, la situación se complica, mientras que crecen las largas colas de rusos en la frontera con Georgia.

Mientras tanto, en Rusia, algunos reservistas se despiden de sus familiares para enfrentarse a la que será su vida durante los próximos meses: el entrenamiento antes de ir al frente.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, se ha dirigido a ellos en su idioma para asegurarles que tendrán garantías si se rinden. "Cada soldado ruso que se rinda será tratado de manera civilizada. Nadie en Rusia sabrá que su rendición fue voluntaria, y si tiene miedo de volver a Rusia, encontraremos una manera de solucionar eso también", ha prometido el mandatario.

Ataque a Ucrania con drones

Las fuerzas rusas han atacado a primera hora de la mañana el edificio administrativo de la ciudad ucraniana de Odesa con drones "kamikazes enemigos" de supuesta fabricación iraní, según ha informado el Ayuntamiento de la ciudad en un comunicado. "Un dron fue derribado por las fuerzas de defensa aérea. No hay víctimas", ha indicado sobre el ataque, que también ha sido confirmado por el Mando sur de las Fuerzas Armadas de Ucrania en su informe matinal en Facebook.

Pese a que en su comunicado el Ayuntamiento de Odesa no especifica que sean aparatos no tripulados de origen iraní, las agencias de noticias estatales atribuyen el ataque contra el edificio administrativo a Moscú con drones provenientes de Irán.