El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha avisado de que la pandemia de COVID-19 está mejorando entre los países europeos, pero "empeorando" a nivel mundial.

En los últimos 10 días se han notificado a la OMS más de 100.000 casos de COVID-19, y el 75% de los que se notificaron este domingo procedían de 10 países, especialmente de América y Asia del Sur. Además, la OMS apunta que la mayoría de los países de Africa están experimentando un aumento de casos, si bien ha señalado que la mayoría de los países africanos tienen menos de 1.000 casos, si bien ha señalado que la mayoría de los países africanos tienen menos de 1.000 casos.

Aunque ha reconocido el aumento de casos en algunas partes de Europa del Este y Asia central, Tedros Adhanom ha destacado que muchas regiones están experimentando ya "signos muy positivos" de reducción de la incidencia de la enfermedad.

 

No obstante, el director general de la OMS ha señalado que en los países en los que los casos de contagio están disminuyendo existe el riesgo de la "complacencia", advirtiendo que en las regiones en las que se ha realizado un estudio de seroprevalencia se ha demostrado que la mayoría de los ciudadanos no han pasado la enfermedad y, por tanto, no han generado anticuerpos.

Por ello, ha insistido en la importancia de la vigilancia activa de los casos para garantizar que el virus no se propaga, especialmente en el momento en el que comienzan a permitirse las reuniones sociales. "En la medida de lo posible, manténgase al menos a un metro de los demás, lávese las manos, cúbrase la tos y use una mascarilla si asiste a una protesta. Recordamos a todas las personas que se queden en casa si están enfermos y contacten con un profesional sanitario", ha añadido el director general de la OMS.