La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta de que el aumento de los casos de hepatitis aguda infantil de origen desconocido es un tema "muy urgente" al que están dando "prioridad absoluta".

Así lo ha señalado este lunes el director regional de Emergencias de la OMS, Gerald Rockenschaub, desde Lisboa: "Es muy urgente y le estamos dando prioridad absoluta a esto y a trabajar muy estrechamente con el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades en la gestión y coordinación", ha asegurado.

El especialista ha explicado que la organización ha puesto sobre aviso a varios países para "estar atentos a esto más específicamente", tras el aumento de casos registrados. "Estamos haciendo todo lo posible para identificar rápidamente lo que está causando esto y después tomar las medidas adecuadas, tanto a nivel nacional como internacional", ha recalcado.

Los primeros diez casos de esta hepatitis aguda fueron notificados por Reino Unido a la OMS el pasado 5 de abril, en niños menores de 10 años sin dolencias previas. Desde entonces, también se han detectado contagios en España, Israel, Dinamarca, Italia, Estados Unidos y Bélgica, entre otros.

La edad de los afectados oscila entre el mes y los 16 años, en la mayoría de los casos no presentan fiebre y en ninguno de ellos se han detectado los virus asociados a estas dolencias (hepatitis A, B, C, D y E), según la organización sanitaria.