El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha propuesto a las autoridades estatales cerrar toda actividad no esencial en los nueve distritos de la ciudad donde el índice de positividad en las pruebas de coronavirus se ha mantenido por encima del 3% en los últimos siete días.

En un comunicado, el regidor neoyorquino ha solicitado que las restricciones comiencen este miércoles, 7 de octubre, y ha pedido también que se prohíban las actividades de "alto riesgo" en otros 11 distritos.

La propuesta, que necesita la aprobación del gobernador del estado, Andrew Cuomo, plantea, entre otras medidas, que los restaurantes solo puedan ofrecer comida para llevar y a domicilio y que se cancele el servicio en terrazas y comedores interiores.

De Blasio también recomienda que los centros escolares y negocios no esenciales permanezcan cerrados al menos durante dos semanas. Si en ese periodo el índice de positivos en las pruebas no baja del 3%, el cierre continuaría durante otras dos semanas más.

Madrid: casi un 20% de positividad

Como referencia, la OMS considera que la situación de la pandemia está bajo control por debajo del 5% de positividad. Cabe recordar que, en nuestro país, una de las tres condiciones para establecer restricciones como las que ya operan en 10 municipios madrileños es que la tasa de positividad supere el 10%.

De acuerdo con los últimos datos del Ministerio de Sanidad, en la Comunidad de Madrid este dato se situaba en el 19,2% del 22 al 28 de septiembre.

Según los datos ofrecidos por las autoridades de Nueva York, dos de las zonas para las que el alcalde ha propuesto medidas llevan 14 días registrando niveles por encima del 3%, otra por encima del 4%, en otras dos áreas se ha superado el 5% y en el resto están entre el 6 y el 8% de positivos.

Además, en los otros 11 distritos donde se recomienda el cierre de las actividades de "alto riesgo", como gimnasios y piscinas o el consumo en el interior de bares y restaurantes, el índice de análisis positivos ha fluctuado entre el 2 y el 3%.

"Los neoyorquinos han trabajado duro para luchar contra la COVID-19 y no estamos haciendo esta recuperación a la ligera, sino que la ciencia guía nuestras decisiones en la ciudad", apuntó este domingo De Blasio, antes de subrayar la importancia de llevar mascarilla y mantener la distancia social.

Estados Unidos, primer país del mundo por número de contagios, suma 7.404.606 positivos y 209.720 muertes. Nueva York acumula 77.044 casos y 33.205 muertes.