México investiga una posible nueva cepa de coronavirus. El pasado 27 de enero, la Universidad de Guadalajara alertó de una mutación del virus que, a priori, podría ser ajena a las variantes detectadas hasta el momento en países como Brasil, Reino Unido o Sudáfrica.

La jefa del Laboratorio de Diagnóstico en Enfermedades Emergentes y Reemergentes de la entidad académica, Natali Vega Magaña, ha explicado que hay cuatro pacientes afectados en el estado de Jalisco, uno de los cuales tuvo contacto con una persona extranjera, mientras que otras dos son personas que afirman no haber tenido contacto con gente de fuera de las fronteras.

En esta línea, el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades del país ha asegurado que ya está estudiando la posibilidad. De este modo, las autoridades están en contacto con la Universidad de Guadalajara, para evaluar si la mutación podría tener un peso epidemiológico, como apunta el diario local 'Milenio'.

"Tenemos que hacer más estudios. Lo que podemos confirmar es que sí detectamos la mutación E484K, y esto es un hallazgo importante, ya que no había sido reportada en México. Sin embargo, se requieren estudios más profundos como la secuenciación, así como el análisis de más muestras positivas para determinar la prevalencia de esa mutación en Jalisco", apuntan desde la universidad.

Por su parte, Ruy López Ridaura, director del Centro Nacional de Control de Enfermedades, ha aseverado que hay que identificar "qué características tiene esta cepa y si tiene algo diferente". Asimismo, señala que la prioridad es buscar "si son más virulentas" o si potencian la gravedad de la enfermedad. "Requiere un estudio serio", sentencia.

De confirmarse esta nueva cepa de COVID-19, se ampliaría el número de variantes en el globo. Hasta el momento, las más problemáticas han sido las que encuentran su origen en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil. De hecho, la primera, según la titular de Sanidad de España, Carolina Darias, ya podría suponer hasta el 10% de los nuevos contagios detectados en nuestro país. Un hecho que ha llevado a los gobiernos europeos a estudiar nuevas medidas que, en el caso de España, podrían materializarse en la cancelación de vuelos con los países donde han nacido las nuevas cepas. Aun así, esta es una medida que también se está estudiando.