LA CATEDRAL, ENVUELTA EN LLAMAS

LA CATEDRAL, ENVUELTA EN LLAMAS

Notre-Dame, envuelta en llamas: las imágenes del incendio en la catedral de París

Los usuarios de las redes sociales han publicado las primeras imágenes del incendio de la catedral de Notre-Dame.

El incendio de Notre-Dame, a vista de dron
El incendio de Notre-Dame, a vista de dron | Twitter: @SkyTG24
EFE | laSexta.com

La catedral de Notre Dame, icono de París y exponente máximo del arte gótico, sufrió un devastador incendio que acabó con parte de su estructura y sumió a Francia en un estado cercano a la conmoción. La intervención de unos 500 bomberos evitó que se redujera a cenizas una obra que desde hace ocho siglos se ha convertido en un símbolo de la ciudad y que el presidente francés, Emmanuel Macron, prometió reconstruir.

Los cañones de agua, que vistos desde la distancia parecían los arbotantes que sujetan las paredes de la catedral, lograron imponerse al avance del fuego, aunque no evitaron que dos tercios de su cubierta, al igual que su célebre aguja -ambos añadidos al templo gótico en el siglo XIX-, quedaran totalmente destruidas.

Notre Dame, ardiendo | Reuters

El fuego, originado por causas todavía desconocidas en el tejado, que estaba en restauración, también dañó buena parte de las obras interiores, aunque no las reliquias que atesora el templo, entre ellas la corona de espinas de Cristo. Con las primeras llamas, sonaron las campanas del templo, un clamor muy ligado a la historia de Francia, a sus eventos felices y a los dramas más tristes.

El difícil acceso a la isla fluvial en la que está enclavada la catedral, rodeada por las aguas del Sena, dificultó la labor de los bomberos, que se centraron en evitar que el fuego dañara la estructura y provocara el derrumbe del monumento, en particular de la torre norte, la más afectada de las dos.

Notre Dame, devastada por las llamas | Minna Fotografia

Tras un primer momento en el que las autoridades temieron lo peor, el secretario de Estado de Interior, Laurent Nuñez, lanzó un mensaje de esperanza y aseguró que, aunque conviene ser prudentes, todo hacía indicar que la estructura de la catedral se salvaría. Francia entera tenía sus ojos clavados en la televisión, que en directo retransmitía como las llamas iban devorando un símbolo de su país.

"Estoy triste al ver como arde una parte de todos nosotros", escribió el presidente, Emmanuel Macron, en su cuenta de Twitter. Lo hizo poco después de haber anulado una alocución televisada en la que iba a anunciar importantes medidas políticas para el país. "La reconstruiremos", aseguró el presidente, al borde de las lágrimas, desde la explanada del templo, donde hizo un llamamiento a las donaciones para financiar las obras que devuelvan a Notre Dame el esplendor perdido.

Incendio en Notre Dame | Minna Fotografia

Su preocupación era la de todo el país, al tiempo que afloraban los mensajes de apoyo y solidaridad de todos los rincones del planeta, síntoma del icono que se iba consumiendo a la vista, impotente. Entre ellos el del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, o el de la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, que ofreció su ayuda para la futura reconstrucción de un templo que figura en su lista del Patrimonio Mundial desde 1991.

Un "Ave María" resonó en los alrededores del monumento entonado por los incrédulos testigos del incendio que se fueron agolpando en los aledaños. "Hemos visto cómo cada vez las llamas iban creciendo. Hemos visto caer la aguja. Hemos oído un fuerte estruendo", aseguró Olga Marcos, una turista española que pasaba cerca de la catedral cuando comenzaron las llamas.

Notre Dame anocheciendo | Efe

La emoción de franceses y turistas era patente, ante la catástrofe de un símbolo de la ciudad. El rector del templo, monseñor Chauvet, aseguró que se pudieron salvar las principales reliquias, entre ellas la corona de espinas de Cristo. El tesoro no se vio afectado, pero sí algunos de los mayores retablos, que no pudieron ser salvados.

Trece millones de visitantes flanquean cada año las puertas de uno de los monumentos más concurridos de Francia y uno de los más reconocidos, escenario de obras de Victor Hugo, de películas y de una iconografía enorme.

El fuego devora el tejado de la catedral de Notre Dame | Efe

El arquitecto Eugène Viollet le Duc se encargó en 1859 de la reconstrucción de la aguja de Notre Dame, que había quedado varias veces destruida a lo largo de la historia, y que también fue pasto de las llamas este lunes. Desde el comienzo de su historia, la catedral ha albergado obras de arte, como una serie de cuadros llamados los "Mays" encargados entre 1630 y 1707 por la corporación de los orfebres de París para ofrecerlas en primavera en honor de la Virgen María.

Entre las piezas que tampoco han podido ser extraídas por los bomberos están los tres órganos, elementos fundamentales de la liturgia. El mayor de todos, con cinco teclados y cerca de 8.000 tubos, se considera uno de los más célebres del mundo. Sí que ha podido salvarse lo que se conoce como el Tesoro de Notre Dame, entre el que está la túnica de lino del rey San Luis, del siglo XIII.

Primer plano de las llamas del incendio de la catedral de Notre Dame | Efe

En la fachada occidental, el Pórtico del Juicio es el más fastuoso de todos. Instalado entre 1220 y 1230, representa el último juicio según el Evangelio de San Mateo. Los tres rosetones (dos de ellos con un diámetro de 12,90 metros) constituyen también algunos de los elementos más paradigmáticos del edificio, junto al resto de las vidrieras.

Vistas del incendio declarado en la catedral de Notre Dame de París | Efe

Seguro que te interesa

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.