La nicaragüense Meylin Obregón y su hijo Wilto Gutiérrez, el niño migrante abandonado en la frontera de Estados Unidos y México por traficantes de humanos y descubierto por un agente migratorio en un vídeo que dio la vuelta al mundo, se reunieron este viernes en Texas tras casi dos meses separados.

Noticias Telemundo captó los primeros momentos de este esperado reencuentro después de que el niño, de 10 años, abandonase el albergue Casa Padre, donde permaneció cerca de dos meses, aunque se habían podido ver un par de veces por semana gracias al régimen de visitas del centro.

"Me siento feliz porque ya estoy junto con mi mamá", aseguró el niño a las cámaras de la televisión. "He estado mucho tiempo sin verla y yo quería estar con ella", señaló Wilto.

 

Posteriormente ambos inmigrantes fueron trasladados a La Posada Providencia, un refugio para inmigrantes y solicitantes de asilo situado en la localidad texana de San Benito.

En las imágenes de Telemundo primero se pudo ver a madre e hijo entrando en un auto a la salida de Casa Padre y después caminando abrazados a su llegada a La Posada Providencia, donde se provee refugio de emergencia y se atienden las necesidades inmediatas de los inmigrantes mientras consideran su próximo paso de reasentamiento, explica el centro en su página web.

El caso de Wilto cobró resonancia nacional e internacional después de ser encontrado solo llorando en la frontera de Texas el pasado 1 de abril, tras ser abandonado por el grupo con el que viajaba.

El vídeo tomado por el agente fronterizo que encontró al menor conmocionó las redes sociales y llamó la atención sobre su historia y la desaparición de su mamá, quien, según los testimonios de la mujer, estuvo secuestrada en México.

Tras varios días desaparecida, Obregón ingresó a Estados Unidos y solicitó asilo con la esperanza de reunirse con su hijo. Pero lo que se pensaba sería un proceso rápido para que el menor se reuniera con su familia se complicó después de que su padre, que reside en Nicaragua, solicitó su custodia, aunque la abogada de la madre afirmó que él había dado su permiso para que la madre emigrara con el menor a Estados Unidos.

Se espera que los dos inmigrantes se trasladen a Miami, donde reside el tío del menor, Misael Obregón, junto con su familia. Misael explicó este viernes en un vídeo publicado en su canal de YouTube que estaba "emocionado" tras conocer el "milagro" de que su sobrino iba a ser liberado y se podría reunir con su madre.