Ucrania y Occidente han acusado a Irán de proporcionar drones militares al Kremlin, con los que Rusia ha estado destruyendo las infraestructuras ucranianas y atemorizando a la población civil. Aunque desde Teherán han negado su implicación en la guerra, miembros del gobierno iraní han acabado reconociendo la venta de armamento a Rusia. Eso sí, a cambio de proyectiles de fabricación occidental.

¿Quieres saber más? Es 1 min.

El contexto. Irán ha desmentido durante semanas haber suministrado armamento militar a Rusia. Pero, por primera vez, miembros del gobierno iraní han reconocido el envío de drones; con un matiz, se realizaron antes del inicio de la guerra. Hoy, en Teherán, ha sido recibido uno de los hombres fuertes del Kremlin para sellar nuevos acuerdos en materia de seguridad y comercio.

  • Nikolai Patrushev, secretario del Consejo de Seguridad de Rusia y estrecho colaborador de Vladímir Putin, ha viajado a Teherán, donde se ha reunido con el presidente iraní Ebrahim Raisi y con Ali Shamkhani, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional del país. Una reunión en la que han discutido la construcción de relaciones comerciales para contrarrestar las sanciones occidentales. La visita de Patrushev afianza a Irán como uno de los principales socios y proveedores de armas de Moscú.
  • El Ministro de Asuntos Exteriores iraní, Hossein Amir-Abdollahian, aseguró haber enviado material militar a Rusia: "Proporcionamos un número limitado de drones a Rusia muchos meses antes de la guerra de Ucrania". Por primera vez, Irán ha reconocido que su país suministró drones a Rusia. Eso sí, siempre asegurando que los envíos se hicieron antes del inicio de la invasión.

Ojo, nos la cuelan. Rusia e Irán han estado negando la compra-venta de armas. Sin embargo, la cadena británica Sky News asegura que Rusia pagó en agosto por drones iraníes con dinero en efectivo y material militar occidental. Además, una nueva transacción ha sido acordada.

  • El pago también incluyó el envío a Irán de armamento occidental incautado en Ucrania. Un avión militar ruso transportó a Teherán, el pasado 20 de agosto, misiles antitanque del modelo británico 'NLAW' y el estadounidense 'Javelin', así como un misil antiaéreo estadounidense 'Stinger'. Estos proyectiles eran parte de una remesa de equipos militares enviados por Estados Unidos y Reino Unido al ejército ucraniano, pero acabaron en poder de las tropas rusas. Con esos misiles, Irán pretende realizar ingeniería inversa. Buscan estudiar el diseño de los proyectiles para después copiarlos.
  • Moscú y Teherán llegaron, en los últimos días, a un nuevo acuerdo para entregar más drones iraníes por valor de 200 millones de euros.

Y mientras tanto... Continúan los bombardeos sobre la población ucraniana. Al menos cuatro personas han resultado heridas en un nuevo ataque masivo con drones kamikaze.

  • Las autoridades ucranianas confirmaron que se ha producido un ataque con vehículos aéreos no tripulados en la región de Dnipro, al este del país. Aseguran que aunque los sistemas de defensa aéreos han destruido varios de los aparatos, ha habido un impacto contra una empresa de logística y cuatro empleados han sido trasladados al hospital al resultar heridos.