Multas de hasta 500 euros por tirar mascarillas y guantes en las calles de Roma. Es la nueva ordenanza que ha aprobado el Ayuntamiento.

"En estos meses de emergencia sanitaria del coronavirus nuestros operadores ecologistas han denunciado en numerosas ocasiones la recogida de guantes y mascarillas usadas, arrojadas al suelo por personas maleducadas", lamentó la alcaldesa, Virginia Raggi.

 

En la ordenanza se establecen hasta el próximo 31 de julio la "prohibición" de abandonar este tipo de objetos de protección en todo el territorio municipal y las mencionadas multas, salvo que el abandono constituya un delito.

La alcaldesa apunta que las mascarillas y los guantes deben ser desechados en los contenedores. Además, sostiene que su abandono en el espacio público, sobre todo en este periodo, "constituye no solo un potencial riesgo sanitario", porque podrían estar infectados, sino también un daño al medioambiente.

En redes sociales, muchos vecinos de Roma ya han denunciado esta situación completamente indignados. "Además de las heces de perro son tendencia las mascarillas en el suelo. ¡Civilización!", afirma una joven en Twitter.

 

La pandemia del coronavirus ha infectado en Italia a más de 230.000 personas y ha causado la muerte a 32.877 desde el comienzo de la crisis, el pasado 21 de febrero, según los últimos datos de la Protección Civil.