Una persona ha muerto y cinco han resultado heridas en el accidente de un autobús en el que viajaban ucranianos que huían de la guerra, cerca de la ciudad italiana de Forli, en la región de Emilia-Romagna (norte), han informado hoy los bomberos.

El accidente se produjo esta madrugada en la autovía que une las ciudades de Cesena y Forli, en la costa adriática, por causas aún sin esclarecer, cuando uno de los autobuses de una caravana de dos se salió de la calzada y volcó, han explicado a Efe fuentes del cuerpo.

Una mujer de unos treinta años perdió la vida al quedar atrapada bajo el vehículo. Con ella viajaban su madre y dos hijos. A bordo de los dos autobuses viajaban un total de cincuenta personas, todas de nacionalidad ucraniana, que habían abandonado su país tras la invasión rusa.

Debían llegar a la ciudad italiana de Rimini, a unos 300 kilómetros del lugar del accidente. En total cinco viajeros resultaron heridos y fueron trasladados al hospital de la cercana Rimini (centro-este), apuntan las fuentes, que dan este balance por definitivo.

Las operaciones de los bomberos empezaron a las 6.30 locales (5.30 GMT) y se prolongaron hasta mediodía, cuando se consiguió levantar el autobús con una grúa y llevarlo a un depósito.

Italia sigue recibiendo a los ucranianos que escapan de la guerra desde que el pasado 24 de febrero sufrieran la invasión de la Rusia de Vladimir Putin. De acuerdo a datos oficiales, a día de ayer sábado, habían llegado al país 34.851 ucranianos, de las que 17.685 son mujeres, 3.040 hombres y 14.126 menores de edad.