Un nuevo episodio de brutalidad y racismo policial ha salido a la luz en Estados Unidos. Un hombre negro de 41 años falleció el pasado 23 de marzo después de que varios agentes le detuvieran y le pusieran una bolsa de plástico en la cabeza.

Como se aprecia en este vídeo (advertimos de que se trata de imágenes sensibles), el hombre se encuentra desnudo, esposado y con una bolsa de plástico tirado en el suelo mientras los policías blancos se ríen de él y le rodean.

Su familia se puso en contacto con las autoridades para solicitar ayuda porque estaba sufriendo una crisis mental, pero lejos de ayudarle, optaron por esposarle y agredirle. No solo le colocaron una bolsa en la cabeza, sino que cuando se intentó levantar se lanzaron contra él y le aplastaron la cabeza contra el suelo.

En las imágenes se aprecia que el hombre intenta pedir ayuda gritando "estáis intentando matarme, por favor", pero los agentes continúan riéndose de él sin quitarle la bolsa ni las esposas hasta que deja de reaccionar.

Finalmente, falleció por asfixia siete días después en un hospital. Ahora su familia pide justicia y los policías que participaron en esta detención continúan bajo investigación. Además, las protestas han vuelto a llenar las calles de Nueva York contra la brutalidad y el racismo policial.

Este suceso se ha conocido tan solo días después después de que un agente blanco disparara en varias ocasiones por la espalda a un hombre negro en presencia de su mujer y sus hijos. Una agresión que llevó a la NBA a parar algunos de sus partidos en modo de protesta contra el racismo en Estados Unidos.