Un documento oficial expuesto en un caballete en el patio de entrada del Palacio de Buckingham confirma que el primer hijo de los Duques de Sussex ha nacido a las 6:26 (hora española) de la madrugada y, hasta el momento, lo único que se sabe es que es un niño.

"Nos complace anunciar que sus Altezas Reales El Duque y Duquesa de Sussex dieron la bienvenida a su hijo primogénito en la madrugada del 6 de mayo de 2019. El bebé pesó 3 kilos 260 gramos. La duquesa y el bebé están sanos y bien, y la pareja agradece el entusiasmo y apoyo compartidos durante este momento tan especial en sus vidas", rezaba el escrito.

"La madre y el niño se encuentran increíblemente bien. Ha sido la experiencia más increíble que jamás habría podido imaginar", ha dicho el príncipe Enrique. "Ha sido mi primera vez atendiendo a un nacimiento y ha sido fantástico, absolutamente increíble. Estoy muy orgulloso de mi esposa. Como podría decir cualquier padre, el bebé es increíble", ha añadido el duque de Sussex.

Fuentes del Palacio de Buckingham han precisado que la duquesa de Sussex empezó con las contracciones esta mañana y señalaron que en todo momento el duque ha estado a su lado.

Un tuit de la casa real anunciaba: "La Reina, el duque de Edimburgo, el príncipe de Gales, la duquesa de Cornualles, el duque y la duquesa de Cambridge, Lady Jane Fellowes (prima materna de Harry), Lady Sarah McCorquodale (hermana mayor de Diana de Gales) y Earl Spencer (hermano de Diana) han sido informadas y están encantadas con la noticia".

También la madre de la duquesa, Doria Ragland, "está muy feliz por la llegada de su primer nieto" y, en estos momentos, "está con Sus Altezas Reales en Frogmore Cottage".

 

El niño ocupará la séptima posición en la línea sucesoria a la corona, por debajo del príncipe Enrique -su padre- y desplazando al príncipe Andrés, su tío, duque de York y hermano de su abuelo, Carlos de Inglaterra.