Médicos Sin Fronteras ha anunciado el cese de su actividad en la maternidad de Dashte Barchi, en Kabul (Afganistán) tras el ataque que sufrieron el pasado 12 de mayo, cuando asesinaron a 16 madres -cinco de ellas en pleno parto-, dos niños, una matrona de la organización y otras seis personas.

Según han explicado, la decisión se ha tomado tras "constatar que las madres, los bebés y el personal sanitario fueron el objetivo deliberado del ataque. Y que por tanto, aun sin tener información precisa sobre los perpetradores o el motivo del asalto, es posible que otros ataques similares ocurran en el futuro".

Un mes después del ataque, han indicado, todavía no tienen información sobre el responsable, que no ha reivindicado su autoría, aunque consideran que "la maternidad fue objeto de un acto de violencia desmesurada cuyo objetivo eran los pacientes, los trabajadores sanitarios y la ayuda humanitaria".

 

"Permanecer en Dashte Barchi significaría aceptar la pérdida de vidas humanas como un elemento más de nuestra actividad"

"Éramos conscientes del riesgo que supone estar presentes en Dashte Barchi, pero nunca habríamos imaginado que alguien aprovechara la extremada situación de vulnerabilidad en la que estaban esas mujeres para poder exterminarlas. Mujeres que estaban a punto de tener a sus bebés o que acababan de dar a luz", ha señalado Thierry Allafort-Duverger, director general de MSF en Francia.

Asimismo, Allafort-Duverger ha apuntado que los miembros de la organización médico-humanitaria corren peligro en la capital de Afganistán, destacando que "ni las puertas de seguridad más gruesas lograrán evitar que vuelvan a producirse ataques tan horribles como este". "Permanecer en Dashte Barchi significaría aceptar la pérdida de vidas humanas como un elemento más de nuestra actividad. Y esto es inconcebible para nosotros", ha añadido.

Médicos Sin Fronteras ya ha comunicado su decisión a los miembros de la organización, a las autoridades sanitarias nacionales y a todos los afectados. Según han explicado, ahora están buscando la forma de prestar ayuda a los familiares de las fallecidas y "buscando formas de apoyar las iniciativas locales destinadas a mejorar el acceso a la atención médica".