El exministro de Interior español, Jaime Mayor Oreja, ha cargado duramente contra la decisión del Parlamento Europeo de pedir que el aborto sea un derecho reconocido en la Carta de Derechos Fundamentales de la UE. Asegura que con esta decisión "Europa se encamina hacia su propio suicidio con estas resoluciones".

El también presidente de la Federación Europea One of Us ha calificado de "intromisión" de la Cámara "más allá del ámbito geográfico de la Unión Europea, avanzando en los ataques a una nación soberana como son los Estados Unidos y a su independencia judicial".

Oreja señala que "el aborto no es un derecho en ninguna legislación internacional ni europea" por lo que añade que "no puede ser incluido en una Carta de Derechos Fundamentales".

A su juicio, la resolución de este jueves "únicamente muestra una voluntad de forzar una regulación del aborto" y es "profundamente grave porque pretende anular la libertad de toda persona y lo hace destruyendo los derechos humanos, discriminando a las mujeres en particular, a través de la voluntad de introducir el aborto en la carta de derechos". "Así muere la Unión Europea y se traiciona a sí misma", zanja en un comunicado la asociación.

Lo cierto es que con esta petición, el Parlamento Europeo ha pretendido expresar su solidaridad y apoyo a las mujeres y niñas en Estados Unidos después de que allí la interrupción del embarazo, después de que el Tribunal Supremo del país revocase este derecho constitucional. De esta manera, quieren que se incluya en la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE que "toda persona tiene derecho a un aborto seguro y legal".