Matteo Salvini será enjuiciado en Italia por un presunto delito de secuestro de personas por el caso Open Arms. Así lo ha decidido este sábado el Tribunal de Palermo, después de que la Fiscalía pidiera procesarlo por dejar bloqueados en el mar durante más de 20 días a unos 150 migrantes rescatados por la citada ONG en agosto de 2019.

Por su parte, la defensa del líder de ultraderecha había alegado que esa decisión fue tomada por todo el Gobierno italiano y no solo por el exministro del Interior. Pese a ello, según medios locales citados por la agencia Efe, el juicio se celebrará a partir del 15 de septiembre.

La reacción de Salvini no se ha hecho esperar y este mismo sábado se ha pronunciado a través de las redes sociales. "¿Voy a juicio por esto, por defender a mi país? Voy con la cabeza alta, también en vuestro nombre. Primero Italia. Siempre", ha escrito en Twitter.

 

Por su parte, Open Arms ha celebrado la decisión judicial: "Estamos felices por todas las personas que rescatamos en aquella misión 65 Open Arms y por todas las personas vulnerables salvadas hasta ahora en el mar de la vergüenza", ha escrito la organización en redes sociales:

 

La odisea de los migrantes que permanecieron semanas bloqueados en el Open Arms concluyó la noche del 20 de agosto de 2019, cuando la Fiscalía finalmente permitió el desembarco en Lampedusa de los 83 inmigrantes que aún quedaban a bordo, pues muchos habían sido evacuados antes e incluso se habían lanzado al agua para llegar nadando a la costa.

El pasado 20 de marzo, el Ministerio Fiscal de Palermo había pedido procesar a Salvini, durante la segunda vista de la audiencia preliminar del proceso, afirmando que "no se trató en absoluto de un acto político sino de un acto administrativo" de Interior. Este sábado, la abogada de Salvini, Giulia Bongiorno, ha expuesto durante cuatro horas sus argumentos para que no se celebrara el juicio, argumentando que la decisión de no permitir el desembarco de los migrantes fue adoptada por todo el Ejecutivo de manera conjunta.

Salvini tiene abierto en la ciudad siciliana de Catania otro proceso similar, en este caso por bloquear un barco militar con 131 inmigrantes a bordo en julio de 2019, pero el pasado 10 de abril la Fiscalía pidió que se archivase la causa.