El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha asegurado que el Gobierno de Estados Unidos quiere controlar los recursos de Venezuela para doblegar a las naciones que integran la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

"Quieren apoderarse de las inmensas riquezas petroleras de Venezuela para luego torcerle el brazo al mundo, torcerles el brazo a los países de la OPEP, los países no OPEP y controlar el mercado de los hidrocarburos", ha advertido el mandatario venezolano.

"Saben ustedes que el objetivo final es apoderarse de los recursos de nuestro país y que el objetivo final del imperialismo norteamericano y sus aliados, es acabar con esta experiencia inédita de 20 años de revolución", ha añadido.

Por otra parte, Maduro, que se ha reunido con los líderes del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) en Caracas, ha hecho un llamamiento para fortalecer el sistema del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

"Hay que fortalecer el sistema de Naciones Unidas del Consejo de Derechos Humanos para que funcione verdaderamente y no utilice sus instancias como la Alta Comisionada para atacar a los países por razones ideológicas o políticas", ha agregado.

Además, Maduro ha mantenido un encuentro con el viceministro de Exteriores ruso, Sergei Riabkov, que ha valorado de forma muy positiva y en el que han hablado sobre la necesidad de "impulsar las relaciones de cooperación e intercambio"

"Positiva reunión de trabajo con Sergei Ryabkov. Conversamos sobre la importancia de impulsar las relaciones de cooperación e intercambio, en todos los campos, para promover el desarrollo de nuestros pueblos", ha señalado el mandatario venezolano a través de su cuenta en la red social Twitter.

 

Por su parte, Riabkov ha acusado a Estados Unidos de violar el derecho internacional por sus intentos para "derrocar el Gobierno legítimo de Venezuela", según 'Sputnik'.

"Los intentos de EEUU de derrocar el Gobierno legítimo de Venezuela es un claro ejemplo de violación del derecho internacional", ha destacado Riabkov durante su intervención en la reunión del buró de coordinación del Movimiento de países No Alineados (Mnoal).

Crisis política

La crisis venezolana se agravó cuando Maduro decidió iniciar un segundo mandato de seis años que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional porque consideran que las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018 fueron un fraude.

En respuesta, Guaidó se autoproclamó mandatario interino con el objetivo de cesar la "usurpación", crear un gobierno de transición y celebrar "elecciones libres". Ha sido reconocido por Estados Unidos, numerosos países latinoamericanos, incluido Perú, así como varios europeos, entre ellos España.

Entretanto, más de cuatro millones de venezolanos han abandonado el país en los últimos años a causa de la crisis humanitaria que sufre Venezuela. Naciones Unidas ha advertido de que, si la tendencia continúa, a final de 2019 podrían sumar más de cinco millones.