El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha explicado en la cumbre europea en la que se negociarán los nuevos altos cargos de la Unión Europea, que quiere que haya al menos dos mujeres en los cinco puestos en juego.

"Las condiciones para mí son claras. De los cuatro puestos que dependen del Consejo, tendrá que haber dos hombres y dos mujeres. Por mi parte tengo un compromiso claro en ello", ha expresado Macron ante la prensa al llegar a la cumbre de Bruselas.

Los líderes de los Veintiocho negociarán a puerta cerrada para nominar a los candidatos que ocuparán en la nueva legislatura europea los cargos de presidente o presidenta de la Comisión Europea, Parlamento y Consejo, así como la jefatura de Política Exterior de la UE y el máximo responsable del Banco Central Europeo.

Macron señaló que, más allá de los nombres evocados, con el socialdemócrata holandés Frans Timmermans como principal candidato a presidir la Comisión Europea, lo importante son las competencias, la agenda política, los criterios de equilibrio y respetar "la recomposición de poder salida de las urnas" en las elecciones europeas del 26 de abril.

El presidente francés, que hizo referencia al conservador galo y negociador europeo del Brexit, Michel Barnier; a la liberal danesa y comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, y a Timmermans, incidió en que el reparto de cargos debe respetar "los equilibrios geográficos y de género".