El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha indicado a su homólogo francés, Emmanuel Macron, que su ofensiva sobre Ucrania va "según lo previsto" y que podría recrudecerse. Así se lo ha trasladado Putin a Macron en una conversación telefónica a petición del primero, en el que el ruso ha advertido de que si los ucranianos no aceptan sus términos por la vía político-diplomática, Rusia los conseguirá por la militar.

De esta conversación, Macron ha sacado en claro que "lo peor está por llegar" en la guerra, dada la determinación de Putin. El presidente francés le habría dicho a Putin que está cometiendo "un error grave", que estaba buscando "pretextos" y que su actuación no era conforme a la realidad ni podía justificar su violencia y el precio que va a pagar su país, que acabará "aislado, debilitado y bajo sanciones" durante un largo periodo de tiempo.

Desde el Elíseo admiten que aunque la charla fue "tensa" sobre el fondo, el diálogo fue franco y hay intención de mantener el contacto en el futuro porque ambos dirigentes "pueden decirse cosas fuertes sin que la conversación se rompa".

En esta ocasión, Macron ha exigido de nuevo a Putin que ponga fin a la ofensiva militar y le ha pedido que garantice la integridad física tanto del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, como de sus allegados y del conjunto de civiles en el país. Putin ha asegurado que los civiles no son un objetivo militar.

Además, según las fuentes francesas, Putin sostiene que los ucranianos están cometiendo "crímenes de guerra" y se están comportando como "nazis", razón por la que aunque dice estar abierto a la negociación prevé "llegar hasta el final", hasta la toma de control de todo el país.

Francia apuesta por más sanciones

Pese a las sanciones contra Rusia impuestas ya por la comunidad internacional, Francia cree que todavía hay margen para estrechar el cerco a Rusia con más apoyo a Ucrania, iniciativas con aquellos que puedan ejercer presión sobre Putin o nuevas medidas económicas o diplomáticas.

A su conversación bilateral le ha seguido otra de Macron con Zelenski, en las que el presidente francés le expuso las condiciones del mandatario ruso y el presidente ucraniano sostuvo que no se rendirán.

Horas después ha dado comienzo la segunda ronda de negociaciones entre Rusia y Ucrania en Belovezhskaya Pushcha, en la región bielorrusa de Brest.