La jueza argentina Marta Yáñez, encargada de la causa judicial del submarino ARA San Juan, declaró hoy que la decisión de reflotar la nave "quedará en manos del Poder Ejecutivo". "Llegado el punto de reflotamiento por una cuestión de sentimientos y susceptibilidades de quienes son las víctimas de la tragedia, eso será resorte y quedará en manos del Poder Ejecutivo", transmitió Yáñez, jueza federal de Caleta Olivia.

La jueza, preguntada por el canal de televisión argentino TN, afirmó que la empresa estadounidense Ocean Infinity, contratada por el Gobierno para retomar la búsqueda del sumergible, le va a facilitar "67.000 fotografías y registros fílmicos". "Vamos a contar con un pormenorizado análisis del estado de la situación que hay a 907 metros y de las condiciones físicas en que quedó la nave", concretó. Además, recalcó que las tres fotos que se difundieron el pasado sábado, a las que también tuvieron acceso los familiares desde Mar del Plata, no sirven para la investigación.

"Llegado el momento, con lo que logremos reconstruir con las imágenes y los videos, si entienden que requiere la acción de reflotamiento de la nave, que entiendo que es muy difícil y costoso, habría que hacer un estudio para averiguar si es factible", dijo la magistrada. Yáñez aclaró que la causa sobre la búsqueda, con el hallazgo del submarino "quedaría cerrada", pero que existe la posibilidad de que "las querellas puedan plantear algo respecto a las condiciones en las que se realizó la búsqueda o achacarle a alguien negligencia o impericia".

El caso que investiga las causales de la tragedia, es el que la ocupa ahora, una causa "sin antecedentes" y "muy compleja". Desde un principio, defendió la jueza, se comenzó a trabajar "con una nave siniestrada", teniendo en cuenta que, "si se encontraba" finalmente el ARA San Juan "no lo íbamos a poder sacar"