El plan de desescalada del primer ministro británico, Boris Johnson, de permitir viajes internacionales para el 17 de mayo y eliminar cualquier restricción para junio ha disparado más de un 300% la venta de billetes de avión en Reino Unido.

Según la compañía Easy Jet, los vuelos con destino a Málaga, Alicante y Palma son los más demandados por los británicos para el mes de agosto.

Otros destinos costeros fuera de España también han triunfado entre las reservas. Faro en Portugal y la isla griega de Creta. Para los viajes del próximo verano, agosto se coloca como el mes predilecto de los británicos, seguido de julio y septiembre, ha indicado la aerolínea.

En un comunicado, la empresa con sede en Luton (al norte de Londres) ha precisado que las reservas generales de vuelos han aumentado un 337 % respecto a la semana anterior y un 630 % las de ofertas de vacaciones, desde que Johnson, reveló el lunes las fases de la desescalada en Inglaterra.

El consejero delegado de easyJet, Johan Lundgren, ha explicado que, al detallar la salida del confinamiento impuesto en enero, el Ejecutivo conservador ha ofrecido una "necesaria inyección de confianza" a los clientes, a los que la empresa ofrece flexibilidad si han de cambiar o cancelar sus vuelos.

Otros turoperadores también han notificado incrementos de la actividad, entre ellos el alemán Tui, líder en el Reino Unido, que indicó que sus reservas aumentaron un 500 % en las últimas horas, siendo España, Turquía y Grecia los destinos favoritos.