Los cadáveres de los dos españoles víctimas de los atentados de Sri Lanka, María González y Alberto Chaves, ya se encuentran en España, según ha anunciado el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en Twitter.

"Ya están en España los restos de los dos españoles víctimas de los atentados en Sri Lanka, una cruenta cadena de ataques que nunca debió haber sucedido", ha escrito Borrell.

 

El titular de Exteriores traslada en el mensaje su "más sentido pésame a las familias" y su agradecimiento a la Embajada de España en la India y a la cónsul honoraria en Colombo "por su desempeño".

Los cuerpos de los dos jóvenes gallegos han llegado a Madrid a las 7:50 horas de este viernes, según el alcalde de Pontecesures (Pontevedra), Juan Manuel Vidal, en cuyo cementerio serán enterrados juntos este sábado.

En los atentados contra iglesias y hoteles de lujo en Sri Lanka fallecieron 253 personas, según las autoridades del país.

Alberto Chaves, de 31 años y natural de Rianxo (A Coruña), trabajaba en la filial de Profand en la India. Su pareja, María González, de 32 años, lo hacía en la empresa de su familia, en Padrón, especializada en equipación de trabajo. Ella había ido a visitar a su novio y ambos estaban de vacaciones en Sri Lanka. Se encontraban desayunando cuando se produjo el ataque al hotel donde se alojaban.