El líder de Frente Polisario, Brahim Ghali, considera que es "lamentable y vergonzoso" el giro del Gobierno de España respecto al Sáhara Occidental, después de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez anunciase que apoya el plan de autonomía marroquí.

"Es lamentable y vergonzoso porque es ilegal e inmoral y supone una violación flagrante de la legalidad internacional", ha afirmado Ghali en declaraciones a la televisión argelina.

Del mismo modo, ha reprochado a España que haya "evadido unilateralmente sus obligaciones internacionales como potencia ocupante del territorio".

Ghali ha destacado que "el Sáhara Occidental no es marroquí según el Derecho Internacional y la decisión sobre la soberanía sobre el mismo residen exclusivamente en el pueblo saharaui, liderado por su único representante legítimo, el Frente Polisario".

El líder de Frente Polisario se ha dicho "sorprendido" por la "extraña" posición del Gobierno español, aunque ha destacado que por ello "no varía la naturaleza legal del conflicto ni afecta a la voluntad del pueblo saharaui de seguir con su lucha".

Un territorio en guerra

Este mismo domingo en su "parte de guerra" número 488, el Frente Polisario ha informado de ataques contra las fuerzas marroquíes en Akwera Uld Abelal, en la región de Mahbes, con "pérdidas y bajas" en las fuerzas marroquíes.

En concreto, las milicias del Frente Polisario habrían lanzado proyectiles este sábado contra los efectivos marroquíes apostados en el muro de separación levantado por Marruecos en el Sáhara Occidental. "Los ataques del Ejército de Liberación Popular saharaui continúan contra los bastiones de la ocupación marroquí y han causado importantes pérdidas de vidas y material en el muro de la humillación y la vergüenza", remarca el informe.

Marruecos levantó el muro de separación del Sáhara Occidental para impedir las incursiones de las milicias del Frente Polisario, con el que está en guerra abierta de nuevo desde noviembre de 2020 tras el paréntesis del alto el fuego firmado en 1991.