Unas terribles imágenes publicadas por la Guardia Costera italiana muestran los cadáveres de varios migrantes en el fondo del mar tras un naufragio en la isla de Lampedusa el pasado 7 de octubre. En esa tragedia sólo sobrevivieron 22 personas de las 52 que viajaban en una embarcación.

Este martes se encontraron los restos del naufragio a 60 metros de profundidad y las instantáneas que se encontraron los operativos fueron desoladoras, algunas de ellas no se pueden publicar debido a su dureza.

Las fotografías extraídas del vídeo que captó la Guardia Costera muestran a una persona tendida en el fondo del mar con los brazos hacia arriba y otro cadáver boca abajo en el fondo marino.

Cadáver sumergido tras un naufragio en Lampedusa | Guardia Costera

En total se han localizado 13 cadáveres (otros 13 fueron recuperados durante el rescate), entre los que se encontraba una joven madre abrazada al cadáver de su hija, una imagen que impactó a los equipos de buceo.

Cadáveres tras un naufragio en Lampedusa | Guardia Costera

"Golpea la imagen, pero más duele saber que las decenas de vidas que junto a esta persona se hundieron en el fondo, podrían seguir vivas. Buscaban una Europa en paz y les atrapó el fondo del mar. Malditos sean los verdugos. Ojalá no les deje dormir", ha criticado la ONG Open Arms.

 

El vídeo difundido muestra una estampa desoladora, con varios cadáveres sumergidos en el fondo del mar al lado de peces deambulando entre ellos. Sólo es una pequeña parte de lo que sucede en el Mediterráneo día a día, donde miles de migrantes que se arriesgan la vida para tener un futuro en Europa, mueren en ese Mediterráneo que ya se ha convertido en una gran fosa común.