Lo propuso en su momento para el Alzheimer y ahora lo está intentando vender como cura milagrosa del coronavirus.

El polémico horticulor Josep Pàmies asegura que el MMS, cuya venta solo está permitida como desinfectante, es capaz de "solucionar" la infección "en pocos días".

De hecho, en octubre de 2018, el Ministerio de Sanidad interpuso una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra todo aquel que "publicitase o vendiese" el clorito de sodio como remedio a patologías.

Pero, según Pàmies, esta especie de lejía puede "curar un ébola en tres días o la malaria en horas". Evidentemente, no es así y, por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido a los ciudadanos que estén alerta ante estas prácticas , especialmente tras el brote del coronavirus de Wuhan.

Se trata de pseudoterapias que son fraudulentas, peligrosas y sin ningún tipo de base científica que pueden poner en grave riesgo a quien las practique.