Turistas y residentes se bañan en las fuentes situadas junto a la Torre Eiffel como si de piscinas se tratase. Y para los más tímidos, chapoteos en la mismísima fuente del Louvre. La razón: Europa es un horno que calienta con fuerza. Ya hay 19 los países que están en aviso por altas temperaturas.

No son solo algunas zonas de Suiza las que están en alerta roja; también, en el sur de Luxemburgo. En alerta naranja está casi toda Francia. De sus 101 departamentos, 65 están en el tercer nivel en una escala de cuatro. En dos tercios del país las temperaturas podrían llegar a los 39 grados, con picos en algunas zonas y horas del día de 40. La sensación térmica podría ser de hasta 48 grados.

Llegó el infierno: la ola de calor deja casi 40 grados en Toledo, Huesca o Bilbao

Desde el lunes han muerto tres personas de avanzada edad tras meterse en el agua, se cree que debido al fuerte contraste de temperatura. Y al infernal calor, París, Marsella o Lyon tienen que sumar además las restricciones al tráfico por la contaminación, una de las consecuencias de las altas temperaturas.

Un tercio de los vehículos sufrirá limitaciones. Varias ciudades de Bélgica han prohibido los paseos a caballo como medida de precaución, y en Siena, Italia, se han atendido hasta 100 incidencias por deshidratación.