AFIRMA QUE ESTÁ DESTROZADA Y QUIERE PONER FIN A LA POLÉMICA

AFIRMA QUE ESTÁ DESTROZADA Y QUIERE PONER FIN A LA POLÉMICA

La humorista que apareció con la cabeza ensangrentada de un muñeco de Trump se derrumba y denuncia una campaña de acoso

Kathy Griffin ha dado una rueda de prensa junto a su abogada para poner punto final a la polémica. Asegura que está destrozada y que el entorno de Donald Trump se ha cebado con ella en redes sociales.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.