La Embajada rusa se ha hecho eco de las informaciones que indican que Rusia podría haber ofrecido en otoño de 2017 a Carles Puigdemont y la causa independentistas 10.000 soldados para Cataluña, así como costear la deuda de la comunidad. Así lo detalla el auto del titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, Jesús Aguirre, al que ha tenido acceso laSexta.

El juez, que este miércoles ordenó la detención de 21 personas del círculo del expresidente por un presunto desvío de fondos al proceso independentista, apunta a varios archivos de audio intervenidos en el teléfono del exdirigente de CDC Víctor Terradellas. Estos corresponderían a una conversación en la que Terradellas aseguraba que Putin había ofrecido 10.000 soldados rusos para el procés, tal solo tres días antes de la DUI.

Según el auto del instructor, finalmente Puigdemont se habría rechazado ambas ofertas: la de el envío de los soldados y la del dinero para saldar la deuda. En palabras de Terradellas, según el juez: "El expresident es va a cagar les calces" (el expresident se ha cagado en los calzones).

Desde la Embajada rusa en España han decidido pronunciarse al respecto en redes sociales. Ironizan con esa información, asegurando que está incompleta y le faltarían dos ceros más al número de soldados.

 

Además, en su respuesta añaden un apunte de lo que consideran, "lo más impactante de toda esta conspiración": "Las tropas deberían haber sido trasportadas por aviones 'Mosca' y 'Chato' ensamblados en Cataluña durante la Guerra Civil y escondidos en un lugar seguro de la Cierra Catalana hasta recibir a través de estas publicaciones la orden cifrada de actuar".