Un juez federal de Estados Unidos ha bloqueado temporalmente las restricciones al asilo aprobadas por el Donald Trump. Estas pretendían dejar fuera del sistema a la mayor parte de los solicitantes centroamericanos.

La decisión del magistrado, con tribunal en San Francisco, ha reemplazado un fallo judicial anterior, que había sido una pequeña victoria del presidente republicano, el cual mantenía la medida de Trump.

Con esta nueva resolución, el juez Jon S. Tigar obliga al Gobierno de EE.UU. a seguir aceptando las peticiones de asilo de todos los solicitantes que lleguen a la frontera.

Este fallo se da en el contexto de las redadas a migrantes indocumentados y los procesos de deportación.

El Gobierno de Trump han puesto el foco en las familias procedentes de América Central que han entrado al país en los últimos meses, según ha informado 'The New York Times', en un intento por frenar la ola de inmigración de personas provenientes de países como Honduras y que en muchas casos han presentado peticiones de asilo.