El jefe del Parlamento venezolano asegura que han recaudado ya 100 millones de dólares para ayuda humanitaria gracias a la aportación de las delegaciones internacionales, empresas privadas y ONG.

Además, Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por la mayoría de países de la Unión Europea (UE), agradece a España por sumarse a la financiación de una ayuda humanitaria que permita paliar los embates de la crisis en su país.

 

El Gobierno español anunció una subvención de tres millones de euros para dar cobertura sociosanitaria a los migrantes que residan en Venezuela en situación de vulnerabilidad.

Ante ello, Guaidó expresa su agradecimiento en un mensaje en Twitter donde escribió: "Se suman más a la avalancha humanitaria (...) Nuestra lucha sigue dando grandes resultados en poco tiempo. ¡Vamos a lograrlo!".

La subvención irá destinada a la Fundación España Salud con el objetivo de desarrollar programas sanitarios y sociales, según informó el Ministerio español de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en un comunicado. También incluye la concesión de ayudas individuales directas para los españoles en asilos privados de personas mayores o dependientes, añade la nota.

Las medidas propuestas en los programas sociosanitarios contemplan la atención a las embarazadas, neonatos y lactantes hasta los 12 meses, así como de niños hasta los 12 años y también el abastecimiento de fármacos. Incluye, asimismo, medicamentos antirretrovirales, insulinas, antineoplásicos y ayuda alimentaria.

La tensión política en Venezuela se elevó en enero cuando comenzó el segundo mandato de Nicolás Maduro que no es reconocido por el Parlamento, de mayoría opositora, por haber obtenido la reelección en los comicios de mayo de 2018, calificados de fraudulentos.

El pasado 23 de enero Guaidó juró ante cientos de miles de ciudadanos asumir el mando del Ejecutivo, en vista de la usurpación que considera hace Maduro de la presidencia, y hasta ahora ha recibido el respaldo de más de medio centenar de países incluida España.

La ruta planteada por el líder opositor contempla que el 23 de febrero ingrese en Venezuela una ayuda humanitaria que está acopiándose en las fronteras, pese a que el Ejecutivo de Maduro mantiene su negativa de recibir estas donaciones por considerar que se trata de un "show político".