El Gobierno italiano prohibirá las entrada y salidas de la región septentrional de Lombardía a y otras 11 provincias cercanas como una de las nuevas medidas para limitar la difusión del coronavirus que ya ha causado 233 muertos y casi 6.000 infectados en todo el país.

Esta medida se contempla en un decreto que se está discutiendo actualmente en Consejo de ministros y que filtraron los medios de comunicación italianos. Las otras provincias que se han convertido en 'zona roja' son Módena, Parma, Piacenza, Reggio Emilia, Rimini, Pesaro, Urbino, Venecia, Padua, Treviso, Asti y Alessandria.

Mientas siguen aumentando los muertos con coronavirus en Italia (233), el Gobierno ha decidido cerrar los colegios de la región de Lombardía y 11 provincias. Además, la orden incluye también el cierre de museos, gimnasios, piscinas y hoteles de esquí en la misma zona. Los centros comerciales tampoco podrán abrir durante los fines de semana.

Los fallecidos en Italia por el coronavirus son 233, lo que supone 36 más que este viernes. Las personas consideradas curadas son 589, registrando 66 más que este viernes, mientras que 567 enfermos se encuentran ingresados en la unidad de cuidados intensivos, con un aumento de 105 respecto al último balance.

En la habitual rueda de prensa diaria para comunicar los últimos datos, el presidente del Instituto Superior de Sanidad, Silvio Brusaferro, ha pedido, sobre todo, que los ancianos respeten las recomendaciones de estar en las propias casas y eviten el contacto con otras personas.

Brusaferro ha advertido que "existen evidencia de comportamientos superficiales" y que "sirve gran atención y seriedad" sobre las medidas de prevención que se han pedido a los ciudadanos ya que se está viendo que crece la infección en aquellos lugares donde había pocos casos.

El presidente del Instituto Superior de Sanidad italiano ha agregado que no es evidente aún que el calor, que se espere llegue con la primavera, pueda influir en el frenar la difusión del virus.

Borrelli ha anunciado que se está disponiendo un plan para trasladar a los enfermos de Lombardía en cuidados intensivos pero no positivos al coronavirus, la más afectada por la epidemia, a otras regiones. Ha respondido así después de que el organismo que coordina las unidades de cuidados intensivos de Lombardía asegurase en una nota que en ausencia de urgentes y adecuadas medidas por parte de las autoridades tendría que afrontar un evento que solo podría calificar de "desastrosa calamidad sanitaria".

En Lombardía hay 2.742 casos, de ellos, 1.661 están hospitalizados y 359 en cuidados intensivos, lo que estaría causando enormes problemas al funcionamiento sanitario de la región.