Reino Unido ha comenzado a inocular la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Oxford y AstraZeneca. Lo ha hecho con un hombre de 82 años que recibe un tratamiento de diálisis para tratar una enfermedad renal.

Brian Pinker se ha convertido en el primer paciente al que se le ha suministrado esta vacuna contra el COVID-19. En el momento de la vacunación se ha mostrado "contento" y "realmente orgulloso".

"Estoy muy contento de recibir la vacuna contra el COVID-19 hoy y realmente orgulloso de que se haya desarrollado en Oxford. El personal médico ha sido fantástico, tengo ganas de celebrar mi 48º aniversario de boda con mi mujer a finales de año", ha señalado en declaraciones recogidas por Reuters.

La administración de esta dosis, que supone la primera en el mundo de Oxford y AstraZeneca, ha tenido lugar en el Hospital Churchill, situado en la ciudad inglesa de Oxford. Llega después de que la vacuna desarrollada por estos laboratorios fuera aprobada el pasado 30 de diciembre. Si bien, el país ya había comenzado a vacunar con la de Pfizer y BioNTech.

Reino Unido ya tiene comprometidas 100 millones de dosis de la vacuna de Oxford y AstraZeneca, que permitirá tratar a 50 millones de personas, ya que se necesitan dos dosis. Esta vacunación llega en una situación crítica originada por una nueva variante del coronavirus que se extienda con más rapidez.

Cabe recordar que la vacuna de Oxford es más fácil de almacenar, ya que se puede mantener en una nevera normal, como la vacuna contra la gripe, mientras que la de Pfizer necesita conservarse en una temperatura de 70 grados centígrados bajo cero.

Este domingo, las autoridades sanitarias británicas detectaron 54.990 casos de COVID-19, así como 454 nuevos fallecimientos. Al respecto, el ministro de Sanidad, Matt Hancock, h señalado que el inicio de la campaña de vacunación de AstraZeneca supone "un paso vital" en la lucha contra la pandemia.