Las autoridades ucranianas han encontrado más de 200 cadáveres de personas en una fosa común en la ciudad de Limán, recientemente liberada de los rusos en la región de Donetsk.

Cabe recordar que en localidades como Bucha, Izium o Mariúpol también fueron descubiertas sepulturas de civiles tras la expulsión de las tropas rusas.

Según ha destacado en su cuenta de Telegram el gobernador militar de la región de Donetsk, Pavlo Kyrylenko, actualmente se tiene conocimiento de dos fosas comunes masivas en Liman, de las cuales una de ellas tiene 200 tumbas de civiles.

En otra zona se encuentra la segunda fosa común en la que, según los datos operativos, puede haber tanto víctimas militares como civiles. No obstante, el número exacto de cuerpos aún se desconoce.

"Los agentes del orden ahora están investigando estos lugares y pronto comenzarán el proceso de exhumación. Pido a todos que se abstengan de comentar el número de personas enterradas y las causas de su muerte hasta las conclusiones finales de los expertos", ha detallado Kyrylenko en su mensaje.

Del total de cuerpos encontrados, 21 de ellos han sido identificados y enterrados en el cementerio de la ciudad de Sviatohrisk. "Que descansen en paz. Los rusos serán castigados por cada vida humana destruida, mutilada y arrebatada", ha sentenciado el gobernador militar de la región de Donetsk.