Las nuevas tecnologías cambiaron hace ya algunos años la manera de comunicarnos y de conocer las noticias. Ahora la información llega de manera casi instantánea a cualquier parte del mundo y podemos asistir en directo a cualquier acontecimiento.

Esto mismo está sucediendo con la guerra en Ucrania: desde allí nos llegan diariamente y a través de las redes sociales imágenes y vídeos de la barbarie que el Gobierno de Putin está perpetrando.

En la era de los challenges en redes y los vídeos cortos con música de TikTok también tiene cabida la narración de la guerra. Es lo que podemos encontrar en los perfiles de las redes sociales de Valerisssh, una joven ucraniana con más de 80.000 seguidores en Instagram y más de 600.000 en TikTok.

Ella narra el día a día del ataque ruso a través de sus vídeos: añade música, se suma a las tendencias, hace challenges y lo aliña todo con mucho sentido del humor. Es la manera que tienen los jóvenes de comunicarse. Hasta ahora sus redes sociales mostraban una vida normal, como la de cualquier joven europeo, pero ahora adapta sus contenidos a la guerra.

En sus 'stories' podemos ver cómo es su vida en un búnker, protegiéndose de las bombas rusas. Allí muestra cómo su padre le prepara un café con un soplete o cómo se lo toma mirando al horizonte en ese habitáculo sin ventanas. "Amo mi vida", apunta en tono irónico.

La joven también ha publicado vídeos en los que explica "qué comparar en el supermercado durante la guerra", a los que añade una sintonía alegre en tendencia en esa red social.

También utiliza músicas de tendencia para mostrar cómo una bomba rusa ha destrozado un edificio residencial. O incluso muestra su huida por la ciudad cuando suenan las alarmas antiaéreas con gestos de ironía.

El humor aliña todo su contenido, quizá una manera de evadirse entre tanto terror sembrado por Rusia. Tanto es así que, en tono irónico, muestra un edificio destrozado asegurando que "Putin nos está reformando la ciudad".

La periodista Gina Tost, especializada en tecnología, se ha hecho echo de su particular forma de comunicarse ha explicado que se trata de "su lenguaje de comunicación, de ella y de toda una generación". Llega a calificarla como "la Anna Frank del siglo XXI".

"Se graba porque es lo que lleva haciendo meses en su cuenta, con sus amigas, en su vida... es su manera de mantener la normalidad en todo este proceso", señala.

El humor, clave para "tomar fuerza"

Utilizar el humor en situaciones extremas como la que se vive en Ucrania es casi una necesidad psicológica. Así lo explica José Elías Fernández, psicólogo sanitario pionero en humor en España, que asegura que "sirve para tomar fuerza y seguridad".

"El humor sirve para distanciarse de las situaciones, tomar una distancia y disociar, separarse. Lo que hace es que lo veas de una forma diferente, la realidad es la que es pero lo importante es cómo nos lo tomamos", explica.

En esta línea, apunta que "cuando estamos tristes nuestras cualidades y capacidades funcionan peor" y el humor "es una forma de tomar fuerza y seguridad": "Nuestras cualidades funcionan mejor y así podemos tomar mejores decisiones".

Elías señala que "la tristeza" supone "el primer paso de la enfermedad física y mental", eso que hace que "funcionemos peor", y el humor "es una mirada fresca y buena que nos ayuda". Así, señala que es un "error" pensar que si no entras en la tristeza ante un acontecimiento como la guerra eres negligente: "El humor y la ironía es muy útil".

Valerisssh: "Siento que soy una judía que se esconde de los fascistas"

En uno de sus últimos posts de Instagram, y ya dejando de lado su característico sentido del humor, Valerisssh ha confesado que vive "todos los días con la esperanza de que mañana termine la guerra", pero "todo empeora": "Veo cómo mi ciudad ha acabado desapareciendo y cómo las tropas rusas han matado a civiles ucranianos".

"Parece la Segunda Guerra Mundial cuando los fascistas mataron a los judíos. Siento que soy una judía que se esconde de los fascistas pero soy una ucraniana que se esconde de los rusos en un búnker. Lo más importante para mí es la libertad, pero desafortunadamente, necesito ser víctima de un hombre que no jugó lo suficiente al juego de tanques en la infancia", ha explicado la joven.