La entrada en vigor de una nueva ley en Brunéi que castiga la homosexualidad y el adulterio con la pena de muerte ha sido condenada por la ONU como una "violación de los derechos humanos" y ha despertado una ola de indignación internacional que ha llegado a Hollywood, donde algunas estrellas están promoviendo una campaña de boicot a los hoteles propiedad del sultán de Brunéi.

El actor estadounidense George Clooney fue de los primeros en promover esta acción antes de que se aprobara la brutal legislación, que también recoge castigos como latigazos y amputaciones para otros 'delitos'. En una columna publicada en 'Deadline', el oscarizado actor anima a no hospedarse en los nueve hoteles que posee el sultán en diferentes ciudades del mundo.

"Cada vez que nos alojamos o vamos a reuniones o cenamos en uno de estos nueve hoteles, estamos poniendo dinero directamente en los bolsillos de hombres que eligen lapidar y azotar hasta la muerte a sus propios ciudadanos por ser gays o acusados de adulterio", escribe Clooney.

"¿Vamos a ayudar a pagar por estas violaciones de los derechos humanos?", añade en su escrito. "¿Vamos realmente a ayudar a financiar el asesinato de ciudadanos inocentes?"

En su escrito, George Clooney incluye un listado de los nueve hoteles del millonario sultán: The Dorchester, 45 Park Lane y Coworth Park, en Londres; The Beverly Hills Hotel y Hotel Bel-Air, en Los Angeles; Le Meurice y el Hotel Plaza Athenee, en París; el Hotel Eden, en Roma; y el Principe di Savoia, en Milán.

Su llamamiento ha sido respaldado por otras estrellas, como la presentadora de televisión estadounidense Ellen DeGeneres, que está casada con la actriz Portia de Rossi. DeGeneres ha animado a sumarse al boicot a través de las redes sociales: "Por favor, boicotead estos hoteles propiedad del sultán de Brunéi", ha escrito en Twitter. "Alzad vuestras voces. Difundid la palabra".

 

El cantante y compositor Elton John se ha sumado a su vez al boicot, al que ha animado a unirse en su cuenta de Twitter: "Debemos mandar el mensaje, de la forma en que podamos, de que este tratamiento es inaceptable. Por eso David [Furnish, el esposo de John] hace tiempo que rechazamos quedarnos en estos hoteles y seguiremos haciéndolo".

 

Brunéi aprueba lapidar hasta la muerte a los homosexuales y a quienes cometan adulterio

En pleno siglo XXI, entra en vigor un nuevo código penal más propio del medievo, basado en la sharía, la ley islámica.